Avanzan a buen ritmo las obras para evitar fugas en la piscina de Cuéllar

Estado de las obras que se realizan en la piscina municipal de Cuéllar./M. R.
Estado de las obras que se realizan en la piscina municipal de Cuéllar. / M. R.

El vaso grande ya se encuentra prácticamente cubierto por la la lámina de PVC

MÓNICA RICOCuéllar

Las obras de mejora de las piscinas municipales avanzan a buen ritmo y esta misma semana podría quedar finalizada la cubierta del vaso grande con el nuevo material que se instalará para tratar de evitar las fugas de agua, el principal problema que se venía detectando en las temporadas estivales anteriores.

Tras realizar el picado del material anterior (piezas cerámicas que recubrían los vasos y que contaban con un problema de agotamiento y finalización de su vida útil) y la limpieza del vaso, las obras han continuado con la instalación de un laminado sintético especial de PVC, un sistema de nueva concepción para el revestimiento de piscinas, que ya se está utilizando en instalaciones tanto públicas como privadas en la zona de la comarca de Cuéllar con buenos resultados. Se trata de una lámina de gran resistencia mecánica y al punzonamiento, un material con un entramado de poliéster interno, que se ha comenzado a instalar en la zona de suelo del vaso principal de las instalaciones, tras el picar la zona, cuando se concretó la ubicación de las tuberías y desagües.

Las obras durante estos últimos días se han centrado en la instalación de una lámina continua soldada por termofusión, que tendrá características antideslizantes en la primera parte de la piscina, mientras que en la zona de mayor profundidad será lisa. También está previsto que cuente con un tono más oscuro en algunas de las zonas para delimitar las calles.

Antideslizante

En el caso de la piscina infantil o de chapoteo, que también contaba con problemas respecto a las piezas cerámicas anteriores, también se ha optado por su eliminación e inclusión del nuevo material laminado, que se instalará en todo su perímetro en su modelo antideslizante. Además, está previsto que con el mismo material se recubra también el vaso de compensación de agua interior existente antes de los equipos de filtrado, donde el año pasado se realizó una importante inversión con la renovación de elementos, lo que este año se completa con esta nueva medida, con la que se trata de garantizar el baño, la salubridad y la calidad del agua para todos los usuarios durante la temporada estival.

Según van avanzando las obras, y con la meteorología favorable de los próximos días, cuando no se esperan lluvias que paralicen los trabajos, se espera que las instalaciones se encuentren en perfecto estado para comenzar a funcionar el próximo 22 de junio, fecha prevista de apertura.

Garantías

En los últimos años las piscinas ha sido fruto de variadas obras de mejora, pero se necesitaba una inversión importante de reparación para poder conseguir un funcionamiento viable, teniendo en cuenta que las instalaciones tienen ya su vida útil completada y la última reforma integral que se ejecutó en las mismas fue a mediados de los años noventa, tal y como recordó el concejal de Deportes, Luis Senovilla, que mostraba su esperanza que con la instalación del nuevo material se pueda conseguir un funcionamiento viable y que sea una inversión que pueda garantizar por lo menos otros diez años de servicio.

Las piscinas han sufrido mucho el desgaste y el paso del tiempo, en parte por sus particularidades como la ubicación, por lo que ahora requerían una intervención de entidad como la que se está ejecutando.