Autismo Segovia estrena su primer piso tutelado para jóvenes

Representantes institucionales y políticos visitan el piso tutelado de Autismo Segovia. /Antonio Tanarro
Representantes institucionales y políticos visitan el piso tutelado de Autismo Segovia. / Antonio Tanarro

El proyecto pretende tener continuidad con la apertura de más viviendas similares en otros barrios de la ciudad

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La visita ha sido un estreno propio del mes de agosto. La puesta en marcha de un piso tutelado por la Asociación Autismo Segovia para que las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) avancen en su integración en la sociedad ha congregado este lunes en el edificio del número 10 de la calle Bomberos a responsables de todos los grupos políticos y socios. Allí han coincidido la alcaldesa, Clara Luquero, el concejal Andrés Torquemada, la presidenta de Autismo Segovia, Susana Guri, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar, entre otros.

La idea de abrir viviendas similares en la ciudad la tuvo Susana Guri al ver un piso tutelado en Sevilla. Pensó «esto lo quiero yo para Autismo Segovia». Lo tiene ya, por su empeño y por la colaboración de las administraciones. Aunque es solo el primer piso de los que quiere instalar en la ciudad para «acercarlos más a la realidad de la gente». Mejor que en una residencia, pues «se aprende estando en la calle, aprendiendo de los iguales».

«Es un mito que estas personas, cuando llegan a mayores, dejan de aprender» susana guri, presidenta de autismo segovia

La vivienda, de 55 metros cuadrados y dos dormitorios, la cede el Ayuntamiento de Segovia de forma gratuita por un periodo de un año y con el compromiso de renovar la cesión anualmente. Está situada en el cuarto piso del bloque de 56 viviendas de propiedad municipal y dispone de un equipamiento básico que ha completado la asociación con los muebles adquiridos. Autismo Segovia solo tiene que afrontar el pago de los gastos de comunidad, la electricidad y las tasas por consumo de agua y recogida de basura.

A por el centro de día

Que los jóvenes con TEA puedan avanzar hacia el ejercicio de una vida adulta, a su plena integración, es lo que pretende favorecer el Ayuntamiento con la cesión de este piso, ha explicado Clara Luquero. Es el objetivo también de la asociación, que tengan autonomía personal, «y sin este tipo de viviendas el ejercicio de esa vida madura es difícil», ha apostillado la alcaldesa.

Tan necesario o más es para la asociación contar con un centro de día donde acoger a los diagnosticados, pero esa demanda que mantiene Susana Guri queda para otro ámbito y otro momento. Con este piso y con la subvención de la Junta comenzarán con un primer programa de ocio, que dará un respiro a los padres asociados los fines de semana y permitirá trabajar con los jóvenes y adolescentes en habilidades sociales, «para que aprendan a compartir un piso, cómo hacer la compra, ganar esa autonomía que en un futuro les va a permitir que esta sea su vivienda 365 días».

«Queremos que vivan el barrio, que participen en las fiestas, que vayan a la compra» susana guri, presidenta de autismo segovia

Autismo Segovia pretende contar con una red de viviendas de este tipo que estén en diferentes barrios de la ciudad. Su idea es que los jóvenes convivan en ellos todo el año para que se puedan emancipar como los demás, con independencia de las condiciones de cada uno de ellos «porque no hay dos personas con autismo iguales y cada uno va a necesitar más o menos apoyo».

«Queremos que compartan, que vivan en el barrio, que participen en las fiestas, que estén en la asociación de vecinos, que vayan a la compra, que hagan vida de barrio, lo que cualquier padre quiere para su hijo cuando se emancipa», apuntó Guri. Por eso reclaman el centro de día. Porque hay personas con TEA que pueden trabajar con normalidad –son grandes trabajadores», afirmó Guri–, pero otras necesitan apoyo constante, para seguir aprendiendo –«es un mito que cuando llegan a adultos dejan de aprender»–, para que tengan «una vida lo más normalizada posible».

En grupos

El piso de la calle Bomberos comenzarán a ocuparlo con talleres de cocina y, primero, de hacer la compra con los participantes en los campamentos de verano. Los fines de semana, después, lo utilizarán distintos grupos, agrupados por edades (en la asociación hay personas con TEA desde los tres a los 56 años) para que las actividades puedan tener una cierta homogeneidad y con el número de monitores apropiado a las características de cada grupo, a veces un monitor por persona porque el autismo se manifiesta de distintas maneras y cada una requiere un apoyo distinto.

Autismo Segovia ya tiene su primer piso tutelado. Está integrado en una comunidad de vecinos en la calle Bomberos, en las viviendas sociales del Ayuntamiento, y el programa de actividades, para los fines de semana, está ya en marcha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos