Un ascensor de cristal unirá el barrio de San Millán con el paseo del Salón

Talud verde del Salón que debe salvar el ascensor previsto. /A. Tanarro
Talud verde del Salón que debe salvar el ascensor previsto. / A. Tanarro

La Comisión de Patrimonio ya ha autorizado la propuesta, que está en fase de estudio

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

La Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León ha dado su aprobación a la propuesta de instalación de un ascensor entre la calle de San Millán, en el barrio del mismo nombre, y el paseo del Salón, que da acceso al recinto amurallado. El proyecto, propuesto y votado por los vecinos en los primeros presupuestos participativos promovidos por el Ayuntamiento de Segovia, se encuentra actualmente en fase de estudio y redacción de la documentación técnica, según informan fuentes municipales.

El objetivo de la instalación es salvar el desnivel existente entre la calle de San Millán y el paseo del Salón de Isabel II. Tras descartar varias alternativas, el Ayuntamiento presentó a la Comisión de Patrimonio la propuesta correspondiente a un ascensor vertical exento, a situar en el muro de contención del talud verde de la calle de San Millán, que quedaría unido al paseo del Salón con una pasarela aérea que daría conexión desde el entorno de la fuente situada frente a la Puerta de la Luna. La planta del ascensor correspondiente a la calle de San Millán iría empotrada en el actual muro de contención –a fin de evitar invadir espacio en la calle– y, sobre este muro, nacería el cuerpo del ascensor, una estructura metálica con cerramiento de cristal laminado.

Por su parte, el proyecto para la instalación de otro ascensor entre la calle Gascos y la Vía Roma que los vecinos votaron masivamente en los presupuestos participativos, está más avanzado. Será un ascensor con una capacidad para 12 personas que salvará el desnivel existente y se instalará junto al rellano de llegada de la escalera que actualmente resuelve la conexión entre ambas calles. El proyecto de ejecución divide en dos mitades el elemento vertical que forma el cierre del ascensor, una superior realizada en piel de vidrio laminado, transparente y con un menor impacto visual, y una inferior con un acabado con paneles de acero corté. El pavimento de la calle de Gascos será modificado para favorecer el acceso hasta la nueva instalación de las personas con movilidad reducida. El empedrado de la calle será sustituido por una banda de acera realizada en hormigón semipulido, entre la plaza de la Resolana y el entorno del ascensor y la escalera. El elevador contará con una cabina de dimensiones de 1,40 x 1,60 metros y tiene un presupuesto de 124.414 euros.

Otros proyectos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Segovia se encuentra ultimando varias de las intervenciones que los vecinos votaron en su día. La primera modalidad destinada a proyectos a realizar en los barrios de Segovia sumaba 14 propuestas, de las cuales 9 están terminadas, 3 se encuentran en ejecución y 2 se iniciarán en breve. Los ascensores citados formaban parte de la segunda modalidad, dedicada a grandes proyectos.

Entre los proyectos terminados se encuentra el acondicionamiento de la subida a la iglesia de Torredondo. El Ayuntamiento ha pavimentado con firme de hormigón armado la subida desde la calle de la Iglesia hasta la explanada de acceso a la Iglesia, con una longitud de 45 metros aproximadamente. Se ha regularizado el terreno y se han arreglado las cunetas en los tramos de obra, colocando un bordillo en cada lateral para contener el hormigón de la calzada. Se ha dejado pavimentada la entrada. El coste de la obra, ha sido de 13.442 euros.

También se ha concluido el asfaltado de la calle Barrio de Abajo y la canalización de agua en Perogordo, que ha costado 16.919 euros, así como la ampliación de una de las aceras de la calle de la Plata, con un coste de 13.068 euros, la mejora del alumbrado exterior en el Corralillo de San Nicolás (10.865 euros), la mejora del área de juego infantil en San Millán (13.576 euros), la ampliación del alumbrado exterior en la ribera del Eresma, a su paso por San Lorenzo (14.099 euros), el bacheado de aceras en Madrona (15.173 euros), la adecuación de la plaza del Cristo del Mercado (13.967 euros) y la construcción de un paso de peatones elevado en la calle Gerardo Diego de Nueva Segovia (13.394).

La próxima semana comenzarán los trabajos para la separación de la vía férrea a su paso por Hontoria, en la parcela municipal denominada coloquialmente Prado de la Sarna, junto a la vía del ferrocarril Segovia –Madrid. El proyecto prevé la construcción de una tapia con un zócalo o tramo inferior reutilizando las piedras de la antigua valla, apoyado sobre cimentación de hormigón armado. En el tramo superior se colocará una malla galvanizada simple torsión, que se eleve al menos 1,50 metros por encima del zócalo inferior. El presupuesto es de 9.957 euros. También empezarán la semana que viene los trabajos de mejora en el puente de San Marcos. Con un presupuesto de 14.284 euros, el Ayuntamiento acometerá la limpieza y recolocación de piezas para la ventilación en el puente y la colocación de bandas antideslizantes en la zona peatonal.

En fase de ejecución se encuentra la reforma en las instalaciones de las aulas de Fuentemilanos, pertenecientes al CRA del Encinar, consistente en levantar el suelo actual de un baño para cambiar la línea de saneamiento y renovar el colector hasta la arqueta y reconstruirlo e instalar los nuevos aparatos sanitarios. El presupuesto del contrato de adjudicación asciende a 14.228 euros. Igualmente, se está cambiando la escalera de acceso principal al cementerio de Zamarramala para dotarla de una rampa de pendiente accesible, obra que cuenta con un presupuesto de 13.524 euros.