Asaja prevé la peor cosecha en cinco años tras la «catastrófica» de 2017

Cosecha en el término municipal de Abades./Antonio de Torre
Cosecha en el término municipal de Abades. / Antonio de Torre

Dujo advierte de que estará «entre un 60% y un 70%» por debajo de la media de los últimos años, con 4,5 millones de toneladas

PATRICIA MARTÍN-ICALSegovia

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, advirtió que se estima una cosecha de cereal de 4,5 millones de toneladas frente a una media de 6 millones, por lo que será «entre un 60% y un 70% por ciento más baja». Pero «aún siendo mala», no llegará a ser tan catastrófica como la de 2017, de la que no han recuperado aún los profesionales del campo, señaló.

Dujo aseguró que la cosecha de 2019 es la peor de los últimos cinco años tras la «catastrófica» de 2017. «Tenemos una cosecha mala», reiteró el presidente de Asaja Castilla y León. A ello se suma que «no pagamos el año pasado lo que debíamos del anterior» y este «ya no sacamos los coste de producción», lo que va dar lugar a «una situación problemática» para muchos agricultores y ganaderos.

Dujo aseguró que estas malas previsiones de la cosecha son la mayor preocupación para Asaja, y podría ser peor si no hay lluvias en el mes que falta hasta la siega. Se puede pasar «de mala a muy mala», advirtió. Donaciano Dujo puso el acento en los malos datos en la producción de forraje, alfalfa y betos, unido a que hay «muy poco pasto». El sector ganadero, «ya malparado» por los bajos precios de la carne y la leche, es el que más va a sufrir el año.

El presidente de la organización agraria afirmó que la política actual para salvar económicamente «años malos o catastróficos» son los seguros agrarios, por lo que hay que seguir insistiendo en que se asegure, para lo cual agricultores y ganaderos necesitan «mejores condiciones» de la producción que es«susceptible de asegurar». Es decir, señaló Dujo, hay que mejorar los rendimientos y, en muchos casos, «bajar los precios de las pólizas».

También reclamó mayores ayudas y subvenciones de la Administración autonómica, e incluso se mostró dispuesto a estudiar, en la nueva PAC, líneas de ayudas que «hiciesen prácticamente obligatorio el seguro agrario». Dujo echó mano de los datos para recordar que en Castilla y León hay sembradas de cereal más de 1,9 millones de toneladas, que sumadas a otros cultivos susceptibles de ser asegurados superan los 2,6 millones. Pero solo están asegurados 1,5 millones de toneladas, «el 58%», y hay que llegar «al cien por cien».

El presidente regional de Asaja remarcó que cuando se constituyan los nuevos gobiernos serán los primeros en hablar y reivindicar ayudas para no olvidar que «muchos agricultores todavía tienen deudas» de la catástrofe de 2017, que se suscribieron préstamos que, en el último trimestre de este año, tendrná que empezar a amortizarse.

Los más bajos de España

Donaciano Dujo también lamentó la situación del sector del ovino, donde está lejos de alcanzarse, en el precio de la leche, la media nacional y mucho menos de Castilla-La Mancha, y reiteró la reivindicación a las industrias y la administración. Lamentó que siendo la comunidad que tiene el 60% de la producción de leche de ovino, «tengamos los precios más bajos de España».

El responsable de Asaja Castilla y León denunció que teniendo aquí el transporte y la industria se pague mucho menos que en Castilla- La Mancha, lo que también es perfectamente válido para los almacenistas de grano, a un mes de empezar a cosechar. Dujo sostuvo que esperan no tener que denunciar, como el año pasado, la especulación de este colectivo, «pagando mas la cosecha de Castilla y León».

Dujo hizo también referencia al sector porcino y a las informaciones sobre las macrogranjas. Según el presidente regional de Asaja, esta comunidad tiene «una normativa bien regulada» sobre las dimensiones de las granjas porcinas y sobre todos los temas medioambientales para el sector porcino, que está haciendo «las cosas muy bien», dando valor añadido en el territorio de Castilla y León y en toda España.

Territorio de sobra

En esta Comunidad hay cuatro millones de cabezas de ganado porcino, lo que da una media de «42 cerdos por kilómetro cuadrado», lo que está muy lejos de los 166 cerdos y de los 240 cerdos por kilómetro cuadrado de las comunidades de Aragón y de Cataluña. Ello implica, según el dirigente de la organización agraria, que en Castilla y León hay espacio para tener «una mayor producción» para generar empleo y riqueza. «Lo que nos sobra es territorio y lo que nos faltan son iniciativas empresariales y personas que vivan en esta Comunidad», resumió.