El artista Pablo Arévalo decora con motivos locales la pared situada junto a la iglesia de San Martín

Trabajos de decoración del muro./M. R.
Trabajos de decoración del muro. / M. R.

La pared situadajunto a la iglesia lucirá el típico esgrafiado segoviano

MÓNICA RICOCuéllar

Aunque con algo de retraso sobre el trabajo previsto, el artista Pablo Arévalo espera culminar hoy los dos primeros murales que lucirá el muro que cierra la inacabada urbanización de pisos Los Altos del Palacio, junto a la iglesia de San Martín, en el que durante todo el fin de semana se ha trabajado para vestirlo con litografías de monumentos de la villa y un marco con motivos de esgrafiado segoviano. Los trabajos comenzaron el pasado viernes, con el montaje de los andamios y los toldos, con los que atajar los imprevistos meteorológicos. Con todo el material acopiado, el sábado se imprimieron sobre los muros las primeras capas con distintas tonalidades como ocre, blanco y gris. Estaba previsto que en estos primeros trabajos colaboraran decenas de personas, pero a última hora el número se vio reducido, por lo que las tareas se desarrollaron más lento de lo previsto.

Sin embargo, con las capas lisas ya aplicadas, Arévalo y varios voluntarios comenzaron a marcar, un trabajo que se prolongó durante la noche y toda la jornada de ayer, cuando comenzó el trabajo más vistoso, con el raspado de las capas creando distintos tonos y las figuras de las litografías y los marcos de esgrafiado.

Los trabajos se prolongaron también durante toda la noche de ayer, y Arévalo mostraba su intención de que durante la mañana de hoy se finalicen las dos primeras litografías de una serie que contará con una media docena de motivos, como imágenes del castillo (una de ellas ya se puede observar), de la ciudadela de la villa y distintas iglesias y monumentos de la localidad.

Los trabajos se retomarán el segundo fin de semana de febrero y se extenderán durante los días festivos de dicho mes, hasta que todo el muro que rodea el esqueleto del edificio en construcción quede lleno de bellezas cuellaranas.