El PP apuesta por generar suelo industrial para frenar la merma del padrón, «en caída libre»

Los concejales José Luis Huertas y Azucena Suárez, durante su comparecencia. /El Norte
Los concejales José Luis Huertas y Azucena Suárez, durante su comparecencia. / El Norte

Azucena Suárez arremete contra «los problemas perpetuos, las no soluciones y la nefasta gestión» del PSOE en el último año

Á. G.Segovia

El Partido Popular criticó ayer, en su balance de la actividad política del Ayuntamiento, la «nefasta gestión» del equipo de gobierno socialista en el último año. La viceportavoz del grupo municipal popular, Azucena Suárez, indicó que el resultado del gobierno socialista del último año se ha caracterizado por «los problemas perpetuos, las no soluciones y la nefasta gestión». La concejala considera que la ciudad está «estancada» y los proyectos «no salen adelante porque no existen». También denunció que en el equipo de Clara Luquero «actúan a golpe de voto» y «en clave electoralista».

Respecto al pliego del transporte urbano y unido también al de la recogida de residuos y limpieza viaria, que llega «con más de un año de retraso»,la viceportavoz popular declaró que la demora en estos contratos «se ha convertido en herramienta electoral» por parte del grupo municipal socialista. «Los ciudadanos han tenido que sufrir y padecer un transporte público de manera deficiente», añadió Suárez. La concejala habló de «incumplimientos generalizados» respecto a los retrasos de plazos establecidos, y añadió también el problema con el aparcamiento subterráneo de la calle de José Zorrilla. «Ha generado problemas a los comerciantes sin dar solución a los de aparcamiento en la zona».

También recordó Suárez que no se ha renovado un contrato «tan importante» como el de la ORA, que actualmente mantiene la prórroga del anterior. En el grupo popular consideran que las inversiones están condicionadas a sentencias judiciales perdidas. Como ejemplo, la representante popular puso la expropiación del talud de Padre Claret, que supone 1,9 millones para las arcas municipales. También recordó que «estamos pendientes de la gestión con el parking José Zorrilla» y el pleito con la antigua concesionaria.

Otro de los aspectos negativos en el balance es que «Segovia sigue siendo una de las capitales que más sufre la presión fiscal y, sin embargo, está a la cola en servicios». En este sentido, consideran que bajar los impuestos sería una buena medida contra la despoblación, pues «seguimos con el padrón en caída libre por debajo de los 52.000 habitantes». Otra acción que proponen para revertir la sangría poblacional es establecer ventajas fiscales para que las empresas decidan instalarse en la capital.

Una vez más, la concejala del PP criticó el proyecto del CAT, por la inversión de «más de 25 millones en un edificio que ha mermado las inversiones en los barrios».

«Cohesionado y honesto»

Por su parte, el concejal José Luis Huertas declaró que el grupo municipal del PP en Segovia ha sido «cohesionado, honesto y buscando soluciones reales». Huertas considera que han servido de «alternativa al gobierno municipal, con una hoja de ruta marcada», y han presentado mociones en los plenos, «insistiendo en el objetivo de la accesibilidad», además de aportar ideas en las comisiones y acudiendo «donde se ha requerido la presencia de los concejales populares».

El concejal anunció que en este año 2019 trabajaran con asociaciones de la ciudad para «sacar del enquilosamiento del PSOE». Algunos de los objetivos del grupo pasan por intentar conseguir más suelo industrial para facilitar la instalación de empresas, «insistir con los plazos incumplidos», o aclarar los gastos del edificio del Cide. Huertas indicó que «echamos de menos esos silencios del equipo de gobierno trabajando en los despachos y no vendiendo humo».

 

Fotos

Vídeos