Amanecer tiene dificultades para encontrar a diez trabajadores para su centro de Cuéllar

Edificio que albergará el centro de empleo. /M. Rico
Edificio que albergará el centro de empleo. / M. Rico

La labor que se realizará será manipulativa, similar a la que se lleva a cabo en Segovia, donde montan y empaquetan para Ambientair, y el salario puede alcanzar los 600 euros

MÓNICA RICOSegovia

La Asociación Amanecer Salud Mental (agrupación segoviana de personas con enfermedad mental, familiares y amigos) avanza en las obras de adaptación de un local que albergará un centro especial de empleo en la localidad, que se sumará a los servicios que el colectivo presta en la villa, en el centro cultural Santa Clara, donde ofrece distintas terapias a sus usuarios.

La presidenta del colectivo, Rosario Martín, se mostraba recientemente «ilusionada» con la puesta en marcha de estas nuevas instalaciones que, según dijo, se encuentran muy avanzadas y que podrían empezar a funcionar en los próximos meses, aunque no se atrevió a dar una fecha exacta de puesta en marcha, puesto que eso depende de la conclusión de las obras y de la obtención de los permisos necesarios para comenzar su trabajo.

Amanecer ha centrado sus esfuerzos en comenzar a buscar a las personas con las que se pueda iniciar el trabajo. De momento, «estamos buscando diez personas con discapacidad, que empezarán a trabajar ahí junto a un técnico», avanzó Martín, quien explicó que la labor que se realizará en el centro de empleo será manipulativa, similar o igual a la que se realiza en Segovia, donde desde septiembre de 2017 montan y empaquetan para la empresa Ambientair, con la que firmarían un nuevo contrato para esta ampliación de trabajo. Asimismo, la presidenta del colectivo apuntó que también se contratará un educador social, que, en principio trabajará una media jornada, al igual que lo harán las personas con discapacidad que se sumen a este proyecto. En principio, realizarían su labor en horario de mañana.

A pesar de la oportunidad, pues podrían obtener un sueldo «de entre 500 o 600 euros», puesto que en algunos casos también se podrían hacer horas extraordinarias además de la media jornada de trabajo, Martín afirmó que se estaban encontrando algunos inconvenientes a la hora de encontrar personas dispuestas a trabajar, por lo que pidió «que las familias den libertad a sus hijos, y que los chicos se animen. Hay muchas familias que son reticentes», afirmó la presidenta del colectivo, quien destacó la comodidad del trabajo que se realizará en el nuevo cntro de empleo, un «sitio extraordinario». Aunque la idea es contar con una decena de trabajadores con problemas de salud mental, en el caso de no cubrir todas las plazas el centro estaría abierto a personas con cualquier tipo de discapacidad.

En la calle Arenales

Las nuevas instalaciones de Amanecer se encuentran en la calle Arenales, en el barrio de Valdihuertos, cerca del Centro Mar de Pinares de Fundación Personas, en un local cedido por la Junta de Castilla y León, que se está arreglando para albergar la actividad. Rosario Martín agradeció la colaboración recibida por parte de la empresa constructora, que está asumiendo parte del coste, así como de otras entidades e instituciones, como el Ayuntamiento de Cuéllar, que cederá mesas de gran tamaño para poder realizar la actividad manipulativa.

El local que albergará el centro de empleo cuenta con 90 metros cuadrados, de los cuales unos 60 se destinarán al área de trabajo o taller. A este espacio se sumarán los baños (uno de ellos adaptado para personas con minusvalía), un despacho para el educador social y un segundo despacho, de menores dimensiones, para entrevistas personales o distintos usos, en caso de que sea necesario.

La apertura de este nuevo espacio se sumará a la labor que la asociación realiza en la localidad, en concreto en el centro cultural Santa Clara, donde ofrece información y asesoramiento, orientación e inserción laboral, servicio de promoción de la autonomía personal, rehabilitación cognitiva, habilidades sociales, un grupo de apoyo psicológico, apoyo psicológico individual, terapia ocupacional y ergoterapia, educación para la salud, técnicas de relajación y manejo de estrés, ocio, apoyo a familia, grupos de psicoeducación para familiares y asesoramiento individual.

Desde hace cuatro años, Amanecer trata de ayudar en el proceso de recuperación de la autonomía psicológica y social de las personas con problemas de salud mental de Cuéllar y su comarca. Además, desde hace más de un año cuentan con voluntarios que realizan labores de apoyo especialmente en actividades de ocio, ludoterapia, manualidades, juegos o charlas sobre actualidad, entre otras cuestiones.