El alcalde de El Espinar pide a Luquero un mayor control de las barbacoas en La Panera

Zona de barbacoas en La Panera, dentro del término de El Espinar. /Pedro Luis Merino
Zona de barbacoas en La Panera, dentro del término de El Espinar. / Pedro Luis Merino

Javier Figueredo se dirige a la regidora de la capital en calidad de presidenta de la Comunidad Ciudad y Tierra, que es la propietaria de la zona recreativa

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Las barbacoas del área recreativa de La Panera, dentro del término municipal de El Espinar, han prendido la chispa del primer desencuentro entre los Ayuntamientos de la citada villa y de la capital segoviana. El alcalde espinariego, Javier Figueredo (PP), reclama a la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia la aportación de «todos los medios de vigilancia e inspección pertinentes» para controlar las parrillas de esta zona, punto muy concurrido de ocio al aire libre enclavado en plena sierra de Guadarrama. El incendio de La Granja ha hecho que salten las alarmas debido a que en numerosas ocasiones quedan rescoldos encendidos en las barbacoas una vez ya han abandonado las instalaciones. Así, hay particulares que acuden con cubos de agua para apagar esas brasas y anular el riesgo de fuego, relata el regidor espinariego.

Figueredo insiste en que la petición que hace es por prevención. El alcalde añade que, ante algunos avisos recibidos, se ha movilizado a personal municipal para comprobar que las instalaciones no representaban un peligro. Sin embargo, arguye que la propietaria de esta zona de La Panera es la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, cuya presidencia corresponde a quien ostenta el bastón de mando en la capital. En este caso, la alcaldesa socialista Clara Luquero.

Bajo esta premisa, el Consistorio de El Espinar ha dirigido a la regidora, «por ser su competencia», un escrito en el que solicita que la Comunidad refuerce la vigilancia y las tareas de inspección. Asimismo, reclama a Luquero como presidenta de la institución que se garantice que el adjudicatario de las instalaciones cumpla con todas sus obligaciones, especialmente las relativas a la seguridad, la prevención y limpieza del entorno. En este sentido incluso propone, por ejemplo, que se cierren las parrillas con una chapa y un candado para que no puedan usarse sin vigilancia.

«Que se entere antes»

Esta petición ya ha tenido respuesta por parte del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de la capital segoviana. Su portavoz, Jesús García, conmina a Figueredo a que «se entere antes de hablar». El concejal le insta a que transmita estas demandas a los técnicos con los que cuenta la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, con su gerente, Luis Asenjo, a la cabeza. «El Ayuntamiento de la ciudad no se encarga de la gestión» de esta entidad histórica», apostilla el portavoz del Consistorio segoviano, quien cree que el alcalde de El Espinar «se ha precipitado» a la hora de reclamar por escrito a su homóloga en la capital el refuerzo de la vigilancia en la zona de La Panera.

Por último, Jesús García recuerda que Javier Figueredo, como responsable municipal de la villa espinariega, también forma parte de la Comunidad, y le recrimina su ausencia el pasado día 1 en el acto de constitución tras las últimas elecciones locales.