El alcalde de El Espinar defiende la «trayectoria intachable» en igualdad de la concejala de Vox

Javier Figueredo, del PP, recoge el bastón de mando el pasado 15 de junio en el Ayuntamiento de El Espinar. /Pedro Luis Merino
Javier Figueredo, del PP, recoge el bastón de mando el pasado 15 de junio en el Ayuntamiento de El Espinar. / Pedro Luis Merino

Javier Figueredo, del PP, antepone «el trabajo de las personas» a las siglas por las que se presentaron

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, del Partido Popular (PP), ha salido en defensa de la nueva concejala de Asuntos Sociales e Igualdad ante las críticas vertidas por Izquierda Unida, que tachó de «provocación» el nombramiento de Montserrat Sanz, de Vox, como concejala de Asuntos Sociales e Igualdad. El nuevo regidor diferencia entre la «trayectoria» y «el trabajo de las personas, lejos de los partidos» de las siglas bajo cuyo paraguas las que se presentaron en las últimas elecciones.

En esta línea, ha apelado al «sentido común» frente a las acusaciones recibidas en las últimas horas. El Ayuntamiento de El Espinar cambió de equipo de gobierno tras los comicios del 26 de mayo. Un pacto a tres bandas entre el PP, Ciudadanos (Cs) y Vox permitió que el bastón de mando recayera el Figueredo, quien defiende el tripartito en general, y en particular «la valía» de la concejala del partido de extrema derecha.

El alcalde popular recuerda que Montserrat Sanz «ya había llevado a cabo anteriormente» tareas relacionadas con el ámbito de la igualdad y de la acción social. Javier Figueredo hace hincapié en «la trayectoria intachable» que atesora la edil, ahora enrolada en las filas de Vox, para defender su designación.

Para zanjar la polémica, el nuevo regidor subraya que lo verdaderamente importante en esta nueva etapa del Consistorio espinariego es que se trata de «un equipo de gobierno conjunto». Por lo tanto, Javier Figueredo incide en que «no hay partidos que valga» cuando se trata de trabajar por el municipio. Por eso, anima al resto de fuerzas políticas a «arrimar el hombro» a favor de los vecinos en vez «de sacar punta al resto».

Sin liberados

El pasado 15 de junio se constituyó la nueva corporación espinariega, en la que se produjo el relevo en el gobierno del municipio. El pacto entre populares, Ciudadanos y Vox propició el vuelco al timón del Ayuntamiento, presidido en los últimos cuatro años por la socialista Alicia Palomo, ahora nueva procuradora del PSOE por Segovia en las Cortes regionales.

En el reparto de áreas delegadas, los dos ediles de Vox se encargan de Asuntos Sociales e Igualdad y de Hacienda, mientras que el concejal de Ciudadanos, Jesús Gascón entra en el organigrama para asumir Medio Ambiente y Eficiencia Energética, y Turismo y Comunicación.

Por otra parte, Javier Figueredo también ha asegurado que no habrá liberaciones en el equipo de gobierno.