El alcalde de Bernardos sobre las trampas a ciclistas: «Se te hiela la sangre, quien lo haya hecho no tarda cinco minutos»

Una bici junto a troncos colocados. /El Norte
Una bici junto a troncos colocados. / El Norte

«Un cable a la altura de cuello para alguien que va en una moto puede ser mortal... ¿quién puede hacer esta salvajada?», se pregunta José Luis Díez,

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Aunque el alcalde de Bernardos, José Luis Díez, reconoce que no hay indicios sobre la identidad de los autores de los sabotajes realizados en algunas sendas usadas habitualmente por ciclistas, motoristas y senderistas, sostiene que «el que lo haya hecho no lo hace un rato ni tarda cinco minutos en preparar estas trampas», en referencia a la minuciosa elaboración y colocación. Para el responsable municipal, las personas que estén detrás del boicot a la prueba nacional del pasado fin de semana sabían lo que hacían cuando colocaron los troncos, las piedras o el alambre de espino.

«Se te hiela la sangre solo con pensar que pudiera haber un accidente», comenta el regidor de Bernardos. José Luis Díez hace un llamamiento a los ciudadanos para que avisen a la Guardia Civil cuando vean algún movimiento sospechoso en los pinares de este entorno del que pueda deducirse una actuación delictiva. Considera oportuno que el Instituto Armado refuerce la vigilancia para prevenir la colocación de nuevas trampas contra ciclistas y motoristas. Y sobre todo para prevenir desgracias personales. «Un cable a la altura de cuello para alguien que va en una moto puede ser mortal... ¿quién puede hacer esta salvajada?», se pregunta.