El acceso al 'parking' de José Zorrilla se retrasa un mes más

Entrada de vehículos al aparcamiento de José Zorrilla./A. T.
Entrada de vehículos al aparcamiento de José Zorrilla. / A. T.

La empresa adjudicataria, Meypark SL, no ha presentado la documentación en plazo y el Ayuntamiento corre turno con la siguiente en el concurso, Equinsa Parking

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El aparcamiento subterráneo de José Zorrilla no abrirá al público este mes. Es posible que tampoco esté en funcionamiento la insfraestructura en febrero, aunque la Concejalía de Tráfico, Transporte y Movilidad del Ayuntamiento de Segovia tratará de que se acorten los plazos. Pero el equipo de gobierno no aventura cuanto. La alcaldesa, Clara Luquero, hace tiempo que no da fechas concretas, tras haber anunciado la posibilidad de que el subterráneo pudiera estar abierto antes de que finalizara 2018. Ahora, aprobadas las tarifas y abonos, subsanadas las humedades y desperfectos y adjudicada la instalación del sistema de acceso, la adjudicataria, la empresa catalana Meypark SL, no ha presentado la documentación en plazo. Así, la siguiente, Equinsa Parking SLU, corre el turno.

El decreto de la Alcaldía que adjudicó el suministro, instalación y mantenimiento de los sistemas de vigilancia y acceso al aparcamiento subterráneo de José Zorrilla tiene fecha del 13 de diciembre. Una vez comunicado a la empresa, Meypark SL disponía de un plazo de diez días hábiles para presentar la documentación requerida para firmar el contrato, referida a la representación, la capacidad, la solvencia técnica y económica y estar al día en las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Pero transcurrido este plazo, que ha finalizado esta semana, la documentación completa no ha llegado al Ayuntamiento.

El concejal del área, Ramón Muñoz-Torrero, ha confirmado que «el Ayuntamiento se pondrá en contacto con la empresa que quedó en segundo lugar para que sea ella la que haga la instalación del sistema de acceso». Esta empresa es Equinsa Parking SLU, pues el mismo decreto excluyó del concurso a las otras dos licitadoras, CAD3Salud SL (por la falta de capacidad de obrar, ya que sus estatutos no contemplan esta actividad) y Siepark Málaga SL (que presentó incompleta la documentación requerida en el pliego técnico).

La oferta de Equinsa Parking es casi de la misma cuantía que la de Meypark. Asciende a 65.247 euros (el tipo base de la licitación era de 74.999 euros) y se aplicará para la instalación de las cámaras de vigilancia, cámaras de lectura de matrículas, máquinas y barreras de acceso y salida, máquinas expendedoras de billetes, cajero automático de cobro, accesos peatonales, software de las instalaciones, plan de mantenimiento, etcétera.

La principal diferencia respecto a la primera adjudicataria es que Meypark presentó como mejora la ampliación de dos años del periodo de mantenimiento (el contrato esteblece un mínimo de dos años) y Equinsa no hizo ninguna al respecto. La mejora que sí planteó Equinsa es la de atender en un plazo de menos de ocho horas cualquier avería que presenten los sistemas de acceso y de software, que en su caso son de desarrollo propio.

El Ayuntamiento tendrá ahora que publicar en la Plataforma de Contratación del Sector Público las nuevas circunstancias de esta licitación. Y la nueva situación está ahora supeditada a la comunicación a Equinsa Parking SLU de que, al no cumplir Meypark los requisitos, resulta adjudicataria del contrato. Cuando reciba la notificación, si acepta hacerse cargo, dispondrá de diez días para presentar los documentos requeridos en el pliego, y después de unos días más para firmar el contrato.

Es decir, si Equinsa acepta y cumple los requisitos requeridos a lo largo de este mes, dispondrá después de un mes más para cumplir lo establecido en el contrato, el suministro, la instalación de los equipos y su puesta en funcionamiento. El proceso puede situarse, como poco, a mediados de febrero. Y si todo va bien será en febrero cuando el aparcamiento subterráneo de José Zorrilla vuelva a entrar en servicio. Si no, será en marzo. Más de dos años después de que la anterior concesionaria, Collosa-Pygsur, decidiera rescindir el contrato con el respaldo de una sentencia judicial por incumplimiento del Ayuntamiento.