La Academia de Artillería bendice a 124 nuevos segovianos honorarios

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, entrega uno de los reconocimientos a uno de los cadetes premiados este año. /Antonio Tanarro
La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, entrega uno de los reconocimientos a uno de los cadetes premiados este año. / Antonio Tanarro

El centro de enseñanza militar más antiguo del mundo y Segovia ponen de manifiesto el afecto mutuo que se profesan

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El idilio que empezó hace 254 años sigue vigente. Segovia y la Academia de Artillería han vuelto a dejar patentem este sábado, el afecto, el cariño y el respeto que se profesan desde hace casi tres siglos. El acto académico de clausura del curso y entrega de despachos y distinciones, con el emocionado reconocimiento a los alumnos que terminan sus estudios con el título de segovianos honorarios, demuestran esos lazos históricos.

Los 44 caballeros alféreces cadetes del quinto curso de la 306 promoción han recibido desde el pasado mes de noviembre una intensa preparación para afrontar a partir de ahora sus carreras y encarar el salto definitivo a la responsabilidad de mando.

Por su parte, los ochenta sargentos alumnos de tercer curso de la43 promoción de Artillería de Campaña y Antiaérea en breve pasarán a suboficiales en lo que es «la columna vertebral de nuestras unidades y nuestro Ejército», como ha manifestado el coronel director del centro de enseñanza militar más antiguo del mundo, José María Martínez Ferrer.

Reconocida fuera de España

En total, la Academia licencia a 124 artilleros que se convierten en «los mejores embajadores de nuestra tierra», hizo hincapié la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en su alocución. «Somos nosotros los que más ganamos con el nombramiento de segovianos honorarios», se ha congratulado la regidora al elogiar «la pasión por la justicia y la protección de las libertades» que caracterizan a los artilleros, que constituyen «un ejemplo de solidaridad y altruismo dentro y fuera del país».

Luquero destacó el papel de la Academia como «clave en la modernización de España como introductora de la Ilustración y por su apuesta por la racionalidad y la ciencia como guías de la vida pública». Subrayó que «el peso social, intelectual y cultural de la Academia de Artillería es cada vez más reconocido dentro y fuera del país, lo que nos honra especialmente a Segovia».

En el intercambio de piropos, el coronel director ensalzó en su discurso que «decir Segovia es decir Artillería, y los artilleros, allá donde estemos sirviendo, siempre hemos tenido un lugar especial en nuestro corazón para esta entrañable y hermosa ciudad». A los profesores de la Academia, tanto militares como civiles, les agradeció su «impagable» dedicación y les pidió que «redoblen sus esfuerzos el curso que viene».

En vanguardia

El acto de entrega de los certificados de finalización de sus estudios sirvió también de acicate a las promociones que han de ingresar en el centro castrense, una institución que es «un orgullo» para los segovianos, como sentenció la alcaldesa, que se felicitó de que el Arma siga mirando al futuro, «utilizando las nuevas tecnologías para renovar el compromiso con la ciencia, la razón y la defensa de las libertades».

También el presidente de la Diputación elogió la trayectoria histórica de la Academia de Artillería, con la que el ayuntamiento de ayuntamientos guarda «una estrecha colaboración y simbiosis». Francisco Vázquez ensalzó la capacidad de adaptación a los tiempos cambiantes  que ha tenido la entidad a lo largo de sus 254 años de vida, su posición siempre en vanguardia, y destacó que las promociones que han pasado por el centro han sido las que «han hecho posible la transformación de las Fuerzas Armadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos