La Academia de Artillería admite que la «escasez» de la plantilla obliga a redoblar esfuerzos

El coronel Martínez Ferrer (centro), ayer, junto a otros mandos. /A. de Torre
El coronel Martínez Ferrer (centro), ayer, junto a otros mandos. / A. de Torre

El centro dispone de un centenar de cuadros de mando, 130 de tropa y 30 trabajadores civiles

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

El coronel director de la Academia de Artillería de Segovia, José María Martínez Ferrer, admitió ayer el «esfuerzo» que el personal viene haciendo, desde hace unos años, debido a los recortes y la escasez de recursos humanos. «La Academia no es ajena a los recortes en la Administración y posee una plantilla enormemente reducida, lo que obliga al personal a hacer un enorme esfuerzo que debemos agradecer. Sin el esfuerzo y la dedicación de todo el equipo que constituye la Academia de Artillería, compuesto de oficiales, suboficiales, tropa y personal civil, hubiera sido imposible sacar adelante todas las actividades que hemos realizado a lo largo del año», dijo Martínez Ferrer en el transcurso del tradicional balance anual del centro.

En la actualidad, la Academia de Artillería dispone de un centenar de cuadros de mando, 130 de tropa y 30 trabajadores de personal civil, además de 308 alumnos. El reto, según el coronel director, es «seguir disponiendo de un profesorado con la cualificación y la experiencia necesaria» para impartir los cursos como el de Sistemas de Dirección de Tiro, Detección y Localización de Objetivos y Medidas de Detección Electrónica, el Curso de Mando y Control de Artillería Antiárea y de Targenting Terrestre.

El director de la Academia recordó la renovación, durante el 2018, del sello de la certificación de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM) del nivel de excelencia +300 y dejó claro que, precisamente, otro de los desafíos para el nuevo año es el mantenimiento del nivel de calidad de la formación, «y si es posible, incrementarlo en aspectos puntuales, en función de los medios humanos y materiales disponibles, para proporcionar a nuestros alumnos una formación integral, física, moral e intelectual que va más allá de la mera adquisición de conocimientos».

Una de las herramientas clave para conseguir ese objetivo será la llamada 'autoevaluación interna', centrada en la enseñanza, que culminará en el mes de marzo con un informe de autoevaluación y la actualización del Plan de Mejora del Centro, documentos que serán elevados a los escalones superiores de enseñanza del Ejército de Tierra. También recordó el coronel director que la Academia de Artillería fue galardonada, el pasado 15 de febrero, por parte del Ministerio de Hacienda y Función Pública, con un accésit a los Premios Calidad e Innovación en Gestión Pública (categoría Premio a la Ciudadanía) por su memoria 'Adaptación continua de los contenidos curriculares de la enseñanza de Suboficiales del Arma de Artillería a las necesidades de la Fuerza'. Martínez Ferrer, que dejará el cargo en diciembre de 2019, también anunció que el centro de estudios militares seguirá colaborando, como hasta ahora, con organismos públicos y privados de Segovia y, en general, con la sociedad segoviana, tanto para fomentar el conocimiento de la Academia de Artillería y la profundización de su centenaria vinculación con Segovia, como para difundir la denominada Cultura de Defensa, «manteniendo siempre la perspectiva de la responsabilidad corporativa hacia el conjunto de la sociedad y una actitud de servicio hacia la ciudadanía».

 

Fotos

Vídeos