La Junta apoya reabrir el tren directo a Madrid que reclama el nordeste segoviano «si es viable»

Un convoy cruza la línea férrea de la localidad burgalesa de Aranda de Duero. El Norte/
Un convoy cruza la línea férrea de la localidad burgalesa de Aranda de Duero. El Norte

El Gobierno regional se sumará a la mesa de trabajo y mantendrá conversaciones con responsables de la Comunidad de Madrid y del País Vasco

SUSANA GUTIÉRREZsegovia

La Junta de Castilla y León ha comprometido su participación en la mesa de trabajo que se pretende crear con el objetivo de impulsar la reapertura de la línea directa entre Madrid y Aranda que afecta en su trayecto a los municipios del nordeste segoviano. El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, mostró su apoyo a la causa en una reunión mantenida el martes con representantes de la Plataforma Ciudadana por el Directo, la Coordinadora para el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia (Codinse) y el Grupo de Acción Local de la Sierra de Madrid (Galsinma).

Después de conocer en profundidad la problemática de la vía, que en su trayecto entre Madrid y Aranda se encuentra cerrada al tráfico desde hace cinco años, cuando una vagoneta se quedó atrapada en el túnel de Somosierra, el consejero expresó el interés de la Administración autonómica en apoyar al completo las iniciativas para la reapertura del trazado. Según expresó Suárez Quiñones, la Junta está «totalmente a favor» de la reapertura de la línea siempre que los «criterios económicos y sociales así lo recomienden».

Con esta premisa, el Ejecutivo de Castilla y León va a solicitar el informe que el Ministerio de Fomento ordenó realizar sobre esta línea en su día y se comprometió, en un corto espacio de tiempo, a mantener «conversaciones sobre el tren Directo con responsables de la Comunidad de Madrid y del País Vasco», dado el interés que existe por la reapertura de esta línea expresada tanto por las Cámaras de Euskadi, como por el Puerto de Bilbao. También se comprometió «a mantener el contacto con la plataforma e informarla de los resultados de dichas actuaciones y conversaciones».

Uno de los pasos es sumarse a la propuesta realizada hace dos meses por la Comunidad de Madrid para crear una mesa de trabajo con todos los sectores afectados para hacer un frente común más potente.

El portavoz de la plataforma ciudadana, Jorge Núñez, explicó que Suárez Quiñones transmitió su intención de ponerse en contacto con los consejeros del resto de comunidades afectadas, sobre todo Madrid y País Vasco. «De todas formas, también nos han dejado claro desde la Junta que todas estas acciones no se comenzarán hasta que se constituya el nuevo Gobierno central», puntualizó Núñez.

Asimismo, en el encuentro se puso sobre la mesa un estudio detallado realizado por la coordinadora ciudadana en el que queda constancia del beneficio tanto turístico como económico que supondría la reapertura del directo para los municipios del nordeste Segoviano y la Sierra Norte de Madrid. Además, se incluyó un reportaje fotográfico «que deja constancia del buen estado de la línea». Núñez incidió en que la demanda empresarial también quedó patente en el documento, «en temas de mercancías, por ejemplo, solo en el polígono industrial Prado Marina de Aranda, se estiman entre 23 y 25 trenes semanales»0.

De momento, lo que sigue sin conocerse es el estudio de viabilidad de la línea realizado por el Ministerio de Fomento que, según anunció en su día la ministra, Ana Pastor, está terminado desde hace más de un año, pero no se ha hecho público.

Reirada de vías secundarias

El último de los percances vividos en la línea entre Madrid y Aranda tuvo lugar la pasada semana, cuando trabajadores de Adif procedieron a la retirada de las vías secundarias de las estaciones de Lozoyuela y Bustarviejo, ambas en Madrid. La plataforma ciudadana y varios partidos políticos calificaron esta situación como una artimaña para restar capacidad a la línea, ya que de esta manera solo podría transitar un tren al no poder realizarse ni cruces ni adelantamientos.

Por su parte, Adif, a través de una nota de prensa, negó el desmantelamiento de la línea. Según el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, la retirada «responde a la línea estratégica de optimización y racionalización de recursos y activos que desarrolla la entidad pública empresarial en diversos ámbitos geográficos de la red ferroviaria». La actuación, según Adif, no afecta al futuro de la línea y el organismo público «reitera su disposición a analizar los términos y propuestas que puedan resultar viables técnica y jurídicamente para su revitalización».