Los odontólogos piden un ley que combata la publicidad sanitaria engañosa

De izquierda a derecha, Honorio-Carlos Bando Casado, Francisco Vázquez, Óscar Castro Reino y Alejandro de Blas, ayer, minutos antes del comienzo de la jornada. /
De izquierda a derecha, Honorio-Carlos Bando Casado, Francisco Vázquez, Óscar Castro Reino y Alejandro de Blas, ayer, minutos antes del comienzo de la jornada.

Las XI Jornadas de Odontología Legal y Forense abordan los problemas que afectan a los profesionales

CARLOS ÁLVARO

Presidentes de los colegios autonómicos de dentistas de España consideran «conveniente, si no necesaria» una ley de publicidad sanitaria que ayude a controlar la publicidad y combatir las prácticas engañosas.

Esta fue una de las principales conclusiones de las XI Jornadas de Odontología Legal y Forense, que ayer reunieron en el salón de plenos de la Diputación Provincial a cerca de un centenar de profesionales del sector, entre presidentes de los colegios autonómicos de dentistas de España, abogados y magistrados. La asamblea, organizada por el Consejo de Dentistas de España, la Sociedad Española de Odontología Legal y Forense y el Colegio de Dentistas de Segovia, se celebra cada dos años en la capital segoviana. En esta ocasión abordó un asunto de plena actualidad: la mercantilización de la salud dental.

«Es muy conveniente que haya una ley que regule la publicidad sanitaria, que la controle para que no se preste a engaño. Jamás iríamos a hacernos un trasplante de corazón en función del precio, o elegiríamos dos sesiones de diálisis por el precio de una. La boca es una parte más del organismo, aunque no esté incluida en el sistema de salud en su nivel global», asegura el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos de Segovia, Alejandro de Blas.

Otra de las preocupaciones de los profesionales que quedó patente durante la jornada viene dada por el exceso de dentistas que hay en España. «Es brutal. En España somos casi 36.000, uno por cada mil personas, cuando la Organización Mundial de la Salud está recomendando uno por cada 2.800 habitantes. ¿A qué se debe? Principalmente, a la apertura de muchas universidades privadas, porque es un negocio. Al pincharse la burbuja inmobiliaria, buena parte del potencial económico se ha ido a las franquicias. Se mira por el negocio y no por la salud del paciente. Todo redunda en perjuicio de la sociedad», afirma el odontólogo segoviano, que ejerció de anfitrión de la jornada junto al presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, encargado de la inauguración. Con ellos estuvo el presidente del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, Óscar Castro Reino. Por su parte, el profesor honorario de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, Honorio-Carlos Bando Casado, moderó la jornada. Como invitados, intervinieron la magistrada de lo Mercantil de Madrid, Teresa Vázquez, el catedrático Carlos Lema Devesa, y el también catedrático de Derecho Mercantil Ángel Martínez Gutiérrez. Según el presidente de los odontólogos segovianos, el 99,9% de las quejas que se reciben en el colegio profesional tienen por objeto las franquicias o policlínicas, no los dentistas tradicionales.