Música de raíz austriaca para tomar el vermú con El Norte

Los componentes del dúo Klak, durante el concierto en el kiosco de música de la Plaza Mayor./
Los componentes del dúo Klak, durante el concierto en el kiosco de música de la Plaza Mayor.

El periódico ofrece en el templete de música de la Plaza Mayor el concierto del dúo Klak, primero del ciclo 'Aperitivos musicales'

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

Fusión. De músicas e instrumentos. De estilos y culturas. De ritmos y temperaturas, de nubes y sol, de ocio y vermú. El dúo austriaco Klak, Marcus Fellner y Stefan Kollman, fue ayer el encargado de abrir el ciclo Aperitivos musicales de El Norte de Castilla en el templete de la Plaza Mayor, una iniciativa del diario organizada en colaboración con el Festival de Música Diversa de Segovia, y una primera muestra que ha contado con la ayuda de la Embajada de Austria en España y el Foro Cultural Austriaco.

Marcus, clarinete, percusión (cajón) y voz, y Stefan, acordeón, forman una combinación de instrumentos poco usual. Las primeras notas que salieron del kiosco de la Plaza ya fueron una sorpresa por la forma en que los dos jóvenes austriacos han logrado armonizar el sonido del clarinete y el acordeón para hacer músicas muy diversas, idóneas para esta hora del aperitivo y para el objetivo que pretende El Norte de dar vida al ágora segoviano en las mañanas de sábados y domingos.

También es apropiada esta fusión de estilos y ritmos para una pequeña sala de conciertos, para una fiesta (tranquila) y para escuchar sin prisa porque los músicos, formados en conservatorio, son aventajados instrumentistas y aportan un repertorio variado, con piezas clásicas adaptadas a su peculiar estilo, tangos, jazz, canciones pop (una muy buena versión de Isnt she lovely de Stevie Wonder) o bandas sonoras de series de televisión que han recorrido toda Europa (por lo que se ve) como la de Inspector Gadget o El coche fantástico, junto a composiciones propias revestidas de un arreglo jazzístico de altura como Menage a trois.

El público que se acercó al kiosco para escuchar a los jóvenes valores austriacos disfrutó y apreció la novedosa apuesta, que conjuga muy bien el espíritu que buscan los organizadores del Festival de Música Diversa y la propuesta de El Norte con los aperitivos musicales: mostrar nuevas tendencias y entretener en las mañanas de los sábados y domingos.

Y así fue porque al público a pie del templete de la Plaza Mayor, cambiante, con espectadores de unos minutos y otros que permanecieron durante la hora larga de la actuación de Klak (hasta pasadas las dos de la tarde), fueron muchos más con los que siguieron la música desde las terrazas y los soportales, en una mañana de domingo a ratos nublada, con chispazos de lluvia y con sol al final.

Próxima cita

Los Aperitivos musicales de El Norte volverán el próximo sábado, también en colaboración con el Festival de Música Diversa, a las 12:30 al kiosco de la Plaza Mayor. Esta vez será otro dúo, el granadino Vibra-Tó, dos músicos y pedagogos con un proyecto didáctico-musical interactivo en el que interpretan composiciones propias y músicas del folclore universal con instrumentos fabricados con lo que la sociedad desecha.