La 'Marcha Blanca' critica que la industria y la distribución mantienen un «abuso de poder» en el sector lácteo

La 'Marcha Blanca' dona leche al Banco de Alimentos de Segovia./
La 'Marcha Blanca' dona leche al Banco de Alimentos de Segovia.

Las organizaciones agrarias solicitan un acuerdo «vinculante y no sólo de buenas intenciones» y donan 800 litros de leche al Banco de Alimentos de Segovia

EL NORTE segovia

La 'Marcha Blanca' donó hoy 800 litros de leche al Banco de Alimentos de Segovia y sus representantes en la provincia volvieron a lamentar la situación del sector lácteo. Según indicó el coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) en Segovia, Juan Manuel Palomares, «ha habido una reestructuración del sector, pero seguimos teniendo una industria y sobre todo una distribución que abusan de su poder».

Durante el acto de entrega de la leche a los representantes del Banco de Alimentos, Palomares criticó en nombre de las organizaciones agrarias que conforman la 'Marcha Blanca' que «se firmó un acuerdo no vinculante, de buenas intenciones, pero estamos viendo que se siguen sin respetar precios en la distribución, se sigue vendiendo leche a pérdidas, por debajo de los costes, y todo eso repercute y perjudica al sector agrario».

Palomares apuntó que «no vemos más solución que se reconozca a buen precio los costes de producción de la leche». «Hasta que eso no se lleve a cabo no sirve de nada que hagamos grandes fotos, grandes acuerdos de compromisos que para nada vinculan a la industria y a la distribución», argumentó. También recordó que en Galicia continúan vigentes las movilizaciones en los accesos de centros comerciales para paralizar la distribución.

Además, subrayó que «cuando llegue la primavera, que es el momento de mayor producción de ganado vacuno, seguramente el problema se acrecentará». «También hay renovación de muchos contratos y ya veremos cuáles son los precios la industria impone a los ganaderos», concluyó.

Por su parte, el presidente de Asaja Segovia, Guzmán Bayón, aseguró que se plantean llevar a cabo nuevas actuaciones si no logran sus objetivos. «Lo que se quiere es que el acuerdo de buenas intenciones sea vinculante para que los precios cubran bien los costes y el ganadero pueda recuperar y ser competitivo», remachó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos