Lo que Segovia esconde bajo el asfalto

Antonio de Torre/
Antonio de Torre

El Ayuntamiento de Segovia valora la «importante información del pasado» que aportan los últimos hallazgos arqueológicos

EL NORTE

La arqueóloga Isabel Marqués, que colabora habitualmente con el Ayuntamiento, valoró hoy la «importante información del pasado» que aportan los últimos hallazgos casuales registrados en la ciudad. El más reciente, el del muro de un edificio del siglo XV o XVI y un pavimento más antiguo, localizados en la calle Carretas del barrio de San Millán, permanecerá expuesto a los ciudadanos durante esta semana y quizá la próxima, aunque Patrimonio, «casi con toda probabilidad», ordenará tapar de nuevo próximamente para protegerlo.

«Si vemos que hay mucha afluencia de público, no creo que haya inconveniente por abrir algunos días más la semana que viene», avanzó la concejala de Obras, Paloma Maroto, en declaraciones a la prensa recogidas por Ical. Los restos permanecen tapados con un plástico negro para evitar que pierdan la humedad y se deterioren por el sol, y se dejan a la vista del ciudadano por la tarde (de 18:30 a 21:30 horas), «una vez que da la sombra», con la preceptiva conformidad de la Unidad de Arqueología del Servicio de Cultura de la Junta.

El hallazgo se produjo como consecuencia de un trabajo de arqueología preventiva que se llevó a cabo antes de proceder a la instalación de unos contenedores de residuos soterrados para los que ahora deberá buscarse otra ubicación. «Es una actuación de las que se hacen habitualmente por cualquier remoción sobre el terreno, sobre todo en el casco histórico», añadió Marqués, dada la alta probabilidad de que se descubran restos de valor en una ciudad con el pasado de Segovia.

Ahora el Ayuntamiento está pendiente de que la Comisión Territorial de Patrimonio se pronuncie en una próxima reunión, aunque «al 95 por ciento se decantará por cerrar el hueco abierto», dada la «entidad de los restos». «Pero antes consideramos interesante que los ciudadanos puedan verlos, aprovechando que el sitio está adecuado para ello y presenta las medidas de seguridad oportunas», argumentó la arqueóloga.

«Parece un muro de un edificio importante de los siglos XV o XVI» y el pavimento sobre el que se apoya es aún más antiguo, por lo que señaló que probablemente oculten restos de mayor relevancia histórica. En este sentido, Marqués valoró que tanto éste como anteriores hallazgos «están configurando un panorama muy importante en todos los arrabales de la ciudad».

De hecho, recordó el descubrimiento en la zona de restos de un puente antiguo que apareció por la apertura de una zanja durante unas obras de Gas Natural en el mismo barrio, así como una urna cineraria de la segunda Edad del Hierro durante las excavaciones asociadas a la última restauración de la iglesia de San Millán. En resumen, «un montón de cosas que, uniéndolas, van configurando un rompecabezas de la ciudad que da una información muy importante del pasado», incidió.

Decoración singular

En cuanto al muro de mampostería hallado en la calle Carretas, de gran envergadura, sería el cerramiento de la finca colindante al Norte y anterior a la alineación de la calle efectuada 1900. La estructura muraria se apoya sobre un pavimento tipo emborrillado, formando una decoración muy singular que, por paralelismo con otros ubicados en establecimientos religiosos de la ciudad y provincia, se podría fechar a finales del siglo XV o principios del XVI.

La investigación se completó, en una pequeña zona sin pavimento, con la apertura de un sondeo de comprobación estratigráfica que ha permitido ver «un desarrollo vertical de unidades antrópicas», relató la arqueóloga y directora técnica de la actuación.

Así, una vez protegidos y antes de cerrar la superficie, segovianos y visitantes se pueden acercar desde este jueves, también el viernes y posiblemente algunos días de la próxima semana, para observar con detenimiento y detalle un pequeño fragmento de la historia de Segovia. Para una mejor comprensión, se ha colocado un cartel con una fotografía en planta y la explicación arqueológica pertinente sobre lo que se contempla.