El Centro Segoviano de Madrid otorga los Premios Tierra de Segovia

El periodista de El Norte Carlos Álvaro, con su libro sobre el poeta José Rodao. /
El periodista de El Norte Carlos Álvaro, con su libro sobre el poeta José Rodao.

Carlos Álvaro obtiene el galardón Domingo de Soto al mejor libro escrito sobre Segovia por el dedicado al poeta José Rodao

EL NORTEsegovia

Distinguen «aquellas trayectorias personales e institucionales que sobresalen» en cada una de las facetas que el Centro Segoviano de Madrid quiere significar. Son los Premios Tierra de Segovia: sus hijos y sus obras y llegan a su vigésima edición para premiar a un conjunto de segovianos destacados por su «laboriosidad, los comportamientos ejemplares así como los valores que hacen de la creatividad y el esfuerzo realidades que, entendemos merecen ser destacadas para estímulo de los demás, en una sociedad civil que debe recuperar su primacía», señala el presidente del centro, Antonio Horcajo. Entre los reconocimientos de este año está el del periodista de El Norte Carlos Álvaro, Premio Domingo de Soto al mejor libro sobre Segovia o los segovianos por su publicación José Rodao. ¡Ese soy yo!.

Estos galardones del Centro Segoviano de Madrid son también un recuerdo agradecido a quienes han legado «una huella ejemplar, cargada de prestigio, y a los que no queremos ni debemos olvidar», comenta Horcajo. Así, el Premio Marqués de Lozoya a la mejor trayectoria cultural tiene tres destinatarios, Rafael Cantalejo San Frutos, Emilio Montero Herrero y Bonifacio Bartolomé Herrero, responsables, respectivamente, del Archivo Municipal de Segovia, el Archivo Histórico Militar y el Archivo del Cabildo Catedral.

El Premio Domingo de Soto que recogerá Carlos Álvaro lo ha merecido por el libro biográfico dedicado al periodista y poeta José Rodao, escrito «con gran oportunidad y muy buena pluma», para recoger la vida del ilustre segoviano «en un libro de extensa documentación y apasionante lectura».

Eduardo Juárez Valero y su libroCrónica de un Real Sitio han sido reconocidos con el Premio Diego de Colmenares a la mejor obra escrita por segovianos; el historiador y cronista deja en este libro «un testimonio irrefutable» sobre el quinquenio de 1934 a 1939 en La Granja de San Ildefonso y Valsaín a partir de su invstigación en los archivos y el testimonio de quienes lo vivieron. La distinción del Centro Segoviano a la mejor tarea asistencial, por otro lado, es el Premio Antonio García Tapia, que este año reconoce a un colectivo, el Colegio de Enfermería de Segovia, por su «ejemplo de eficacia en la dura y eficaz gestión que tiene encomendada» y por ser «un buen referente de la disposición desprendida y generosa a favor de mejorar todas las coordenadas en las que se desarrolla ese complejo mundo de profesionales».

El Premio Aniceto Marinas reconoce la mejor trayectoria artística y lo recibirá el cineasta David Pinillos, destacado montador, guionista y director que «ha logrado, desde hace muchos años, premios y reconocimientos, entre otros el Goya de Mejor Director Novel, en 2011, por Bon appétiti» y, añade Horcaho, «hora es ya de que sus paisanos le reconozcamos su trayectoria profesional».

Lucha y coraje

El Premio Juan Bravo al espíritu de trabajo, de lucha y de coraje es también colectivo. Está dedicado esta vez a Los Cuidadores del Bosque, los gabarreros y resineros, aunque el Centro Segoviano no personifica quién lo recibirá en nombre de todos ellos. La mejor tarea empresarial tiene el Premio Tomás Pascual, que recogerá Francisco Martín Moreno, un «luchador segoviano» de Juarros de Riomoros, creador de la empresa Domingo del Palacio SA (Dompal), «silencioso, amigable y siempre discreto, merece este reconocimiento empresarial por cuanto ha luchado, en una vida nada fácil, desde la infancia y por el éxito de su esfuerzo».

El Premio Teófilo Hernando a la Mejor Trayectoria de una Vida es para el doctor José Antonio Pascual Montero, natural de Carbonero el Mayor, de una larga y fructífera vida profesional dentro de la especialidad de cirugía general, del aparato digestivo y como cirujano de toreros, además de creador de la Fundación Cirujanos en Acción para la experiencia y desarrollo de las actividades sanitarias en países emergentes.

El último premio de la lista es el denominado Arsenio Martínez Campos a la Solidaridad y Concordia humanas y los recibirá sor Justa del Sol Hernando, religiosa Oblata del Santísimo Redentor natural de Torrecilla del inar que dedica su vida a la ayuda constante y la recuperación de los seres humanos sometidos por redes de explotación, de prostitución, de coacciones y ofertas de trabajo engañosas.