Un cuellarano dio el visto bueno para que el 'Quijote' pudiera publicarse

El documento de aprobación.El Norte/
El documento de aprobación.El Norte

Antonio de Herrera, como censor del Reino, tuvo la responsabilidad de validar la obra de Miguel de Cervantes

DANIEL MARTÍN ARRANZsegovia

Hubo suerte con el censor. Antonio de Herrera Tordesillas fue el primer lector del Quijote y también podría haber sido el último. Hablamos de un cuellarano, que jugó un papel fundamental en el siglo XVII, a la hora de dar su visto bueno a una de las grandes obras de la literatura hispana.

La pista sobre este curioso acontecimiento, la daba la Concejala de Cultura Mari Carmen Gómez, gracias a una publicación del Catedrático de Historia Moderna, Fernando Bouza, y su libro Dásele licencia y privilegio. Rezaba así la transcripción del documento de aprobación: «Por mandado de V. Altª he visto un libro llamado El ingenioso hidalgo de la mancha compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra y me pareçe, siendo dello V.Altª seruido, que se le podrá dar licencia para imprimille porque será de gusto y entretenimiento al pueblo a lo qual en regla de buen gobierno se deje de tener atención, allende de que no hallo en él cosa contra policía y buenas costumbres y lo firmé de mi nombre. En Valladolid a xi de setiembre 1604. Antonio de Herrera [rubricado]».

Antonio de Herrera nació en Cuéllar en 1549, y sería historiador, cronista y escritor del Siglo de Oro español. Además, de censor del reino, y siendo el primer lector de esta gran obra. Herrera se mostró encantado con una obra que sería «del gusto del pueblo», y el 11 de septiembre de 1604, autorizó la primera impresión de un manuscrito titulado El ingenioso hidalgo, que había solicitado Francisco de Robles ante el Consejo de Castilla, órgano que filtraba las peticiones de publicación.