Jesús Postigo tira la toalla

Jesùs Postogo (derecha) y Francisco Vázquez.De Torre/
Jesùs Postogo (derecha) y Francisco Vázquez.De Torre

El Partido Popular busca recambio para su portavoz en el Ayuntamiento de Segovia, que no se presentará a las elecciones municipales de 2015

ANA NUINsegovia

Los sucesivos aplazamientos en el anuncio de su decisión, siempre con el argumento de que «tengo que despejar una serie de interrogantes, tanto por motivos laborales como familiares», y el tibio apoyo público por parte de la dirección provincial del Partido Popular habían alimentado en los últimos meses una riada de especulaciones. Jesús Postigo no será el candidato del PP a las elecciones municipales de la primavera de 2015.

Lo comunicó el jueves por la noche al partido y ayer por la tarde a los concejales de su grupo tres horas después de que El Norte de Castilla anunciara su decisión en la edición digital del periódico , y hoy lo hará público, en la sede del partido, junto al presidente del PP en Segovia, Francisco Vázquez. No repetirá y por ahora no se ha designado recambio. En un principio, el anuncio no fue tajante, había condiciones que, de ser aceptadas, hubieran podido hacer cambiar de idea a Postigo, pero, según relatan fuentes del partido, el propio presidente de la Junta de Castilla y León y del PP autonómico, Juan Vicente Herrera, en una conversación telefónica con Francisco Vázquez, se encargó de zanjar la cuestión. En el PP no se admiten condiciones.

Y menos cuando las encuestas internas volvían a situar a Postigo nuevamente en la bancada de la oposición a partir de mayo de 2015, y con uno o dos concejales menos que en el actual mandato. La cabeza visible del PP en el Ayuntamiento de Segovia ha desmentido en más de una ocasión que haya pedido al partido contraprestación económica por su labor municipal o ser senador, como señalaban algunas fuentes.

«Ustedes conocen de sobra que soy accionista de una empresa con unas responsabilidades y que vivo de ello», recordó en octubre Postigo, que entonces indicó que aunque tiene que dedicar mucho tiempo a la empresa, también lo compatibiliza con las labores municipales, algo que esperaba poder seguir haciendo. «En esa situación tengo que despejar algunos interrogantes desde el punto de vista empresarial y familiar para saber si lo que yo quiero también puedo, porque en esta vida hacen falta dos cosas: una poder y otra querer». Aunque en verano había anunciado que «a mediados o finales de octubre» comunicaría su decisión, también ha venido confesando que le estaba «resultando difícil» tanto por razones laborales como familiares y que estaba pendiente de mantener algunas conversaciones «con amigos».

«Yo desde luego que tengo vocación política y me encantaría seguir estando, pero en esta vida hay un quiero y hay un puedo, el puedo no lo tengo tan claro y son los interrogantes que en estos momentos estoy despejando», recalcó el portavoz en una de las ocasiones en que fue interpelado por sus opciones a la Alcaldía. Además, apuntó que estaba pendiente de un conversación con alguna persona «que es muy valiosa». Preguntado por cuándo comunicará su decisión, señaló que será antes de final de año «tanto por el bien del grupo como por el partido».

Apoyo de la dirección

Postigo, que en estos meses ha reiterado que contaba con el apoyo de los presidentes regional y provincial del Partido Popular, no ha eludido pronunciarse en relación a las quinielas que han ido surgiendo sobre otros posibles candidatos del PP a la Alcaldía de Segovia, como el actual delegado de la Junta, Javier López-Escobar: «Cualquiera que quiera hacer lo que le apetezca me parece estupendo. Es más, me parece legítimo. Creo que cualquier persona que está en política me parece legítimo que aspire a desempeñar un cargo y si es querer ser alcalde de tu ciudad, me parece genial», dijo.

Además, consideró que era «hasta saludable» que hubiera varias propuestas. «Yo creo que en política somos aves de paso, aquí nadie es imprescindible y, desde luego, si es Javier o cualquier otro me parece legítimo. Desde luego, si yo no quisiera, sería estupendo que cualquier persona que le apeteciera diera un paso hacia delante», subrayó. El propio presidente del partido, Francisco Váquez, salía al paso hace un mes de los rumores difundidos por algunos socialistas en las redes sociales, donde apuntaban la posibilidad de que el PP esté buscando una mujer para hacer frente a la candidatura de Clara Luquero y dejaban caer nombres como el de Pilar Sanz. «Tratan de intoxicar», porque «al PSOE le interesa que se hable de otras cosas y no son tan respetuosos como nosotros con los procesos de otros partidos», señaló Vázquez.

Ganó por 109 votos

Postigo saltó a la arena política como candidato popular con anterioridad había sido presidente de la Cámara de Comercio de Segovia en 2011 y ganó aquellas elecciones al PSOE por 109 votos. Pero al obtener ambas formaciones el mismo número de concejales, el apoyo del único concejal de Izquierda Unida a la investidura de Pedro Arahuetes le privó de acceder a la Alcaldía. Lo mismo le sucedió cuando éste dimitió y tomó posesión Clara Luquero el pasado 5 de abril.

No ha sido un mandato cómodo para Postigo, que vio en la marcha de Pedro Arahuetes el fin de una etapa de crispación y frustración. Fueron continuos los desencuentros con el exalcalde. Hasta el punto que en medio de un enfrentamiento por una sanción impuesta al popular por ausentarse de una junta de Evisego, el primer edil llegó a decirle que era «ineducado» con él porque le caía mal. La declaración la hizo en una sesión plenaria que terminó con el abandono de la sala de todos los concejales populares. Hoy anunciará públicamente su intención de volver a la esfera privada a partir de mayo de 2015.

 

Fotos

Vídeos