Sople y salive, por favor

Un conductor sopla durante un control de alcoholemia./
Un conductor sopla durante un control de alcoholemia.

La Policía Local de Segovia, en colaboración con la DGT, realizará durante toda la semana controles de alcoholemia y drogas entre los conductores

EL NORTEsegovia

La Policía Local de Segovia va a llevar a cabo desde hoy, y hasta el domingo 20 de julio una nueva campaña especial e intensiva para controlar las tasas de alcoholemia y drogas en la conducción. Estos controles se suman a los que, de forma habitual y periódica, se vienen efectuando en el término municipal y suponen un incremento de las acciones preventivas en la materia, en coordinación directa con la Dirección General de Tráfico. La última campaña similar se llevó a cabo hace poco más de un mes, entre los días 2 y 8 de junio.

El verano es un periodo en el que, lamentablemente, se produce un número alto de accidentes a causa de la influencia del alcohol y las drogas en la conducción. Por esta razón, el Ayuntamiento de Segovia y la Policía Local se suman de nuevo a la campaña de la Dirección General de Tráfico. El alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y, dependiendo de su tasa, multiplica entre dos y quince el riesgo de sufrir un accidente.

Diferentes estudios demuestran que si se consiguiera erradicar el consumo de alcohol en la conducción podrían evitarse más de mil muertes anuales. Las pruebas no solo se realizarán en horario nocturno, sino también en horas del mediodía para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las horas posteriores a las comidas.

En cuanto a las drogas, conducir después del consumo de sustancias psicoactivas alcanza el 17% de los conductores españoles, según datos de la DGT.

Aparte del alcohol, casi un 11% de conductores conducen tras haber consumido alguna sustancia (drogas de abuso), que pueden afectar la capacidad para una conducción segura.

El incremento de estos controles pretende reducir, en la medida de lo posible, la incidencia negativa que el consumo de alcohol y drogas tiene en zona urbana, especialmente durante los fines de semana. Esta incidencia negativa se manifiesta tanto en los accidentes como en la conflictividad del tráfico rodado, por lo que resulta necesario vigilar y controlar las tasas de alcoholemia y drogas en el ámbito local con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad vial.

Pruebas

La DGT realizó entre el 2 y el 8 de junio de este año una campaña similar en la que se realizaron 2.778 controles de alcoholemia en las vías interurbanas y travesías de Segovia. De ellas, 12 fueron positivas, lo que supone un 0,43%.

En cuanto al consumo de otras drogas, el cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentes y en la última campaña de vigilancia de junio de 2014 aumentaron las pruebas salivares de drogas para comprobar la presencia en el organismo de drogas. De los 21 controles de drogas realizados durante la pasada campaña en Segovia, 6 dieron positivo, lo que supone un 28,57%.