Las asociaciones de turismo rural de Segovia discrepan de la nueva regulación

Representantes de las asociaciones y establecimientos de turismo rural en una reciente reunión. /
Representantes de las asociaciones y establecimientos de turismo rural en una reciente reunión.

Javier López-Escobar, delegado de la Junta, está «molesto por el modo de resolver las dudas» de los empresarios del sector

MARÍA CALLEJOSegovia

Los presidentes de Aturacse y Aturtipise, Domingo Asenjo Maté y Manuel García González, se han dirigido al director general de Turismo, Javier Ramírez Utrilla, para expresarle su «preocupación, inquietud y malestar» con algunos contenidos del Decreto 75/2013 de 28 de noviembre de la Junta de Castilla y León. Su malestar se basa en la interpretación y aplicación que se ha hecho por la inspección de algunos conceptos y apartados del Anexo II para la categorización de Casas Rurales.

En el escrito enviado al director general de turismo, los presidentes exponen algunos ejemplos con los que concretan su «inquietud, preocupación y malestar» (frase que repiten varias veces) por el contenido del citado anexo. Entre ellos, expresan sus discrepancias en cuanto al entorno, el acondicionamiento, el equipamiento general y de ocio, y el medio ambiente. Por todo esto, Asenjo Maté y García González consideran «ineludible y urgente su debate y clarificación» y para ello, solicitan «mantener una reunión, o las que hagan falta, para homogeneizar conceptos, dinamizar la presentación de las Declaraciones Responsables por parte de los alojamientos e iniciar un proceso de modificación del mencionado Decreto 75/2013».

Sorprendido

El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, por su parte, ha declarado que «yo no estoy preocupado, ni estoy inquieto, pero sí estoy molesto porque no creo que este sea el modo de resolver las dudas, cuando se ha hecho por consenso y les estamos ayudando desde el primer momento».

Además, declara que se encuentra sorprendido con el escrito, ya que los presidentes de las asociaciones «ni siquiera han tenido el detalle de hablar antes conmigo para quejarse de algo que, por otro lado ya habíamos pactado, o proponerme un sistema distinto para resolver las dudas».

López-Escobar asegura que la normativa nace del consenso nacional impulsado desde Castilla y León con todos los actores del turismo rural. No solo las administraciones, sino también empresarios y asociaciones. Además, homologa los establecimientos españoles a la categoría de los europeos. Es una forma de clarificar el sector a petición de los empresarios, para evitar el intrusismo y la piratería y, a su vez, dar seguridad a los turistas que buscan establecimiento. Finalmente, el delegado de la Junta insiste en que existe un foro permanente donde todo el mundo puede resolver sus dudas y considera que «hay algún error a la hora de expresarse» y espera «que quede claro que aquí alguien se ha equivocado en el tono del escrito».

 

Fotos

Vídeos