La Real Fábrica de Cristales enfrenta un semestre decisivo para su futura viabilidad

Una especialista de la Real Fábrica de Cristales talla una pieza. /
Una especialista de la Real Fábrica de Cristales talla una pieza.

La Fundación Centro Nacional del Vidrio aprueba las cuentas anuales con la deuda a cero y la gestión de fondos Feder a la vista

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

El plan de viabilidad sigue su marcha. La Fundación del centro Nacional del Vidrio aprobó ayer las cuentas del último ejercicio, que están en orden tras liquidar al completo la deuda de 3,5 millones de euros que amenazaba el futuro de «un proyecto viable y único en el mundo», según José Luis Vázquez, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso y miembro del patronato. La reunión ayer del órgano rector en el que participan todas las administraciones públicas fue la ocasión propicia para valorar la ejecución del plan diseñado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) y el plan estratégico. Y según Vázquez, «lejos de la autocomplacencia, el patronato ha marcado más tensión para seguir trabajando y no relajarse».

En la valoración del seguimiento del plan de gestión destaca «la implicación y el compromiso de las administraciones públicas para sostener un proyecto que trasciende de lo local, y en el que es imprescindible la corresponsabilidad de todos los agentes implicados», subrayó Vázquez. Esto es, que tanto las administraciones como los cuadros directivos y la plantilla deben poner toda su capacidad «para hacer que los recursos y estrategias previsto en el plan se cumplan y que a lo largo de este ejercicio se contraste la viabilidad del proyecto».

El saldo favorable de las cuentas, sin que la tesorería sea aún boyante, se ha producido por el impulso económico «extraordinario» de las instituciones públicas Ministerio de Industria, Junta de Castilla y león y Diputación Provincial, pero ahora la viabilidad pasa por cumplir todas las previsiones en los ámbitos de formación, ahorro energético, inversiones, diseño, procesos de producción y comercialización de producto y también por el fomento de las relaciones con los touroperadores turísticos, para establecer estrategias que vinculen la visita al Palacio Real con la de la Real Fábrica.

De hecho, el objetivo de la EOI es equilibrar los ingresos y los gastos en 2015, y por eso señaló Vázquez que «tenemos por delante medio año muy duro e intenso de trabajo». Una parte importante será la gestión de las ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) relacionadas con la mejora de la competitividad y los costes de producción, que podrán dedicarse al conocimiento del mercado, la definición del producto, la innovación y la competitividad. Todo encaminado a lograr que las ventas puedan multiplicarse por cuatro (hasta unos 1,7 millones de euros) a finales de 2015 o primeros de 2016.

Relevo y obras

El patronato de la fundación cuenta con la implicación de la plantilla, en la que no se prevén más ajustes que la revisión de algún contrato o alguna jubilación, y con un nuevo gerente que sustituye a Emilio Cabanes, que ha dejado el puesto por motivos estrictamente personales. El relevo lo toma Sergio Jiménez, otro hombre de la EOI, ingeniero químico y experto en gestión de fondos europeos.

Lo inmediato son las obras de rehabilitación de la fachada norte y las cubiertas. Vázquez comentó que han comenzado los trabajos preparatorios con la instalación de los andamios por la empresa pública Tragsa, encargada de ejecutar el proyecto que dispone de un presupuesto de 1,75 millones de euros y un plazo de ocho meses. Solo falta la licencia, que será concedida en breve. Y todas las partes confían en que el plazo de ejecución se acorte.