El público espera dos horas de lluvia para escuchar a Siniestro Total

Julián Hernández, cantante de Siniestro Total, en el concierto en la Plaza Mayor de Segovia. /
Julián Hernández, cantante de Siniestro Total, en el concierto en la Plaza Mayor de Segovia.

El concierto del grupo gallego en la Plaza Mayor comenzó después de medianoche, casi dos horas después de la hora prevista

M. A. LÓPEZSegovia

Con retraso y a punto de ser suspendido por la lluvia la alcaldesa decidió que se hiciera porque «el público no se movía», el concierto de Siniestro Total fue el sábado por la noche uno de los de más éxito de las Fiestas de San Juan y San Pedro. Miles de personas llenaron la Plaza Mayor a la espera de que comenzase la actuación del grupo gallego, refugiados a ratos, cuando la lluvia fue más intensa, bajo los soportales.

Clara Luquero reconoció este domingo que «estuvo a punto de suspenderse todo», el concierto de Siniestro Total y la verbena posterior, porque aunque amainó la lluvia los equipos de sonido y de iluminación estaban mojados. Pero decidió esperar al ver que la gente seguía esperando. Hubo que secar todos los aparatos, y al final se tomó la decisión de que comenzara la música.

La actuación prevista a las 22:30 comenzó a las doce y veinte minutos de la noche con la Plaza Mayor repleta de gente. La espera mereció la pena. El veterano grupo creado por Julián Hernández hizo saltar y bailar a sus incondicionales, al público veterano y al más joven, con su repertorio histórico, canciones como Bailaré sobre tu tumba o Minha terra galega, y otras menos conocidas o rarezas incorporadas a esta gira Terra ignota, con la que el grupo expone, y demuestra, que estos son buenos tiempos para el rock.