Crecen un 22% las empresas asociadas a la marca Alimentos de Segovia

Productos segovianos amparados por la marca de la Diputación./
Productos segovianos amparados por la marca de la Diputación.

La firma promovida por la Diputación para amparar productos con sello de calidad alcanza los 160 inscritos y mantiene el sector de los embutidos como el más representado

EL NORTEsegovia

La marca Alimentos de Segovia, creada por la Diputación Provincial para garantizar la calidad de los alimentos que se producen, elaboran o transforman bajo este distintivo, saldó el primer semestre del año con «resultados históricos» de afiliación de empresas tras registrar un aumento del 22%. En total cuenta con 160 inscritos, censo que se ha incrementado especialmente después de que en septiembre de 2013 se llevara a cabo una actualización del reglamento de uso de la marca para facilitar las adhesiones.

Fuentes de la Administración provincial confirmaron hoy que se trata del mayor crecimiento en porcentaje de los últimos años, «con la previsión de que estas cifras puedan verse sensiblemente mejoradas en los próximos meses y hasta final de año», añadieron. El mayor incremento se ha observado en el sector de embutidos con un alza de casi un 50%.

En el sector de las bodegas el aumento producido en los primeros meses del año asciende al 14% con la incorporación de la empresa Ílice Bodegas de Cabañas de Polendos y Ossian Vides y Vinos de Nieva. Y dentro de las empresas integrantes del sector de las legumbres y hortalizas, el incremento asciende al 28% con la adhesión de Tutor del Judión de la Granja del Real Sitio de San Ildefonso y El Garbanzal de Valseca.

En los embutidos se han sumado a la marca las empresas Martín Cuesta S.L, de Gomezserracín; Emilia Nieto Sánchez, de Cobos de Segovia; Embutidos ibéricos Garcinuño, de Monterrubio; y Embutidos Rodríguez Sacristán, de Cuéllar. Entre los empresarios dedicados al sector de las carnes, la empresa Grupo Amaro Corderos de Riaza también se ha adherido.

La marca Alimentos de Segovia abarca desde los productos lácteos y sus derivados (quesos, yogurt o cuajadas) hasta las carnes y embutidos (chorizo de Cantimpalos, cochinillo o lechazo), legumbres y hortalizas (garbanzos, puerros o patatas), Vinos (tintos, blancos y rosados) y dulces típicos artesanos. Dentro de los 160 inscritos destaca principalmente el sector de los embutidos, en gran medida por las empresas incluidas en la IGP chorizo de Cantimpalos, y el sector de las bodegas, con muchas de ellas registradas en la asociación de vinos de Valtiendas, informa Ical.

Un aumento «progresivo»

Aunque el aumento está resultando «progresivo y satisfactorio» para el área de Promoción Económica de la Diputación de Segovia, los esfuerzos se centran en «conseguir que el mayor número posible de empresas segovianas, que hacen de la calidad su seña de identidad, se inscriban dentro de la marca de garantía».

La marca de garantía surgió a partir de la elaboración de un reglamento de uso que obtuvo el informe favorable del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, y que fue aprobado el día 28 de septiembre de 2005. Se creó para dar cabida a las empresas agroalimentarias de la provincia de Segovia que tienen algún sello de calidad que acredite su buen hacer, «puesto que son muchas las que trabajan uniendo tradición, innovación, extraordinarias materias primas y una esmerada elaboración». Y de este modo, Alimentos de Segovia «reconoce su trabajo y quiere acercarlas al público para que disfrute de la gran variedad de los productos de nuestra tierra», recordaron desde la Diputación.