El PSOE critica la negativa del PP a financiar el gimnasio del colegio La Villa

Protesta realizada este curso para pedir el gimnasio en el colegio La Villa, en Cuéllar./
Protesta realizada este curso para pedir el gimnasio en el colegio La Villa, en Cuéllar.

Los populares se escudan en la falta de disponibilidad presupuestaria, según ponen de relieve en su queja los socialistas

MÓNICA RICOcuéllar

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha condenado la negativa del Partido Popular (PP) a la financiación de la construcción del gimnasio en el colegio La Villa de Cuéllar en esta legislatura, y ello a pesar de los compromisos del Gobierno regional y -según recuerdan los representantes socialistas- el personal del propio presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

La procuradora socialista en las Cortes autonómicas, Ana Agudíez, ha defendido en la pasada comisión de Educación celebrada en el hemiciclo castellano y leonés, una Proposición No de Ley instando a la Junta a financiar la construcción del gimnasio en el centro de educación Infantil y Primaria de La Villa antes de que finalizara la presente legislatura, propuesta que fue rechazada por los parlamentarios del PP.

Según Agudíez, esta infraestructura educativa fue prometida hace más de cinco años por el presidente regional, Juan Vicente Herrera. Un compromiso que, a su juicio, ha caído una vez más en saco roto y que demuestra la falta de voluntad política por parte del Partido Popular que, «escudándose en la falta de disponibilidad presupuestaria, no se compromete a cumplir sus promesas electorales, mientras que hay dinero para lo que quieren».

«Sobrefinanciación» de la privada

En este sentido apuntan la «sobrefinanciación» de 77 millones de euros a mayores de lo presupuestado en este curso para la escuela privada concertada, y que mientras tanto «no hay dinero para la escuela pública en el medio rural».

Esta postura también ha sido criticada por el secretario general del PSOE de Cuéllar, Carlos Fraile, quien ha añadido que el equipo de Gobierno popular de Cuéllar «no tiene capacidad» para negociar con la Junta ni con la Diputación el presupuesto necesario para la financiación del gimnasio, por lo que los niños del colegio La Villa seguirán sin poder recibir la asignatura de Educación Física en las condiciones mínimas necesarias y en igualdad de condiciones que el resto de los menores de la provincia.

Fraile también ha recordado los datos facilitados la semana pasada por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro, en los que se arrojaba que el 41% de los días la clase de Educación Física en el último curso se ha desarrollado en condiciones no idóneas (con el suelo mojado o con hielo, etcétera), mientras que el 22% ha sido imposible.

Para Fraile, esta situación es «un nuevo ejemplo que demuestra que el Partido Popular en Cuéllar, desde el primer día de la legislatura, renunció a sus compromisos fijados en el programa electoral».

El secretario general de la agrupación cuellarana también ha subrayado que el PSOE presentó una moción en el pleno celebrado en la villa el pasado 29 de enero, que fue aprobada por unanimidad de los grupos, en la que se instaba a la Junta y a la Diputación a que trabajaran junto con el Ayuntamiento de Cuéllar para financiar la primera fase del proyecto, que está redactado.

Doble uso

La construcción del colegio La Villa estaba prevista en uno de los anexos del centro escolar, el edificio que acogía las antiguas aulas de párvulos. Allí se planteó la infraestructura y en ese lugar está previsto el desarrollo de un nuevo edificio, en el que además de un gimnasio tendrían cabida distintas aulas y oficinas que suplirían las carencias de parte del equipo docente del centro.

Si se llegara a construir en su totalidad, también estaba previsto desplazar hasta el lugar las clases de la Escuela Oficial de Idiomas, que en la actualidad se imparten en el instituto Marqués de Lozoya.

Además, estaba programado que el gimnasio cumpliera una doble misión, pues el planteamiento del mismo era de uso escolar en horario lectivo y con utilización libre para el resto de vecinos de la villa durante la jornada no lectiva, con lo que vendría a paliar las necesidades de los usuarios, que veían como la utilización del pabellón polideportivo era muy complicada para los particulares por la saturación de actividades en su interior.