Grefa implantará medidas de control biológico del topillo en la provincia

Francisco Vázquez y Fernando Garcés, en la firma del convenio./
Francisco Vázquez y Fernando Garcés, en la firma del convenio.

La Diputación suscribe un convenio con el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat

EL NORTESegovia

El Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) realizará estudios, análisis y labores de apoyo a la Diputación Provincial para evitar presentes y futuras plagas en el medio rural segoviano, e implantar medidas de control biológico del topillo.

Así está previsto en el convenio suscrito este martes por el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y Fernando Garcés Toledano, secretario general de Grefa, entidad dedicada a programas de conservación de la biodiversidad, recuperación de especies protegidas y custodia del territorio.

En Castilla y León, Grefa viene desarrollando desde 2009 un programa de conservación ambiental y control de plagas pionero a nivel estatal y europeo denominado 'Control biológico del topillo campesino'. Su experiencia, conocimiento y buenos resultados alcanzados en esta materia serán puestos ahora a disposición de la Diputación para implantar medidas de control biológico del topillo y de recuperación de especies amenazadas en la provincia de Segovia.

Grefa instalará durante un año cien cajas nido para aves rapaces en el término municipal que determine la Diputación, abarcando un territorio aproximado de 2.000 hectáreas. Además, se compromete a realizar un seguimiento del proyecto en el campo desde el inicio del convenio (incluyendo visita preliminar al área de actuación, confección de mapas, reuniones con agricultores y solicitud de permisos), y un informe final sobre el mismo.

La Diputación financiará el proyecto con una aportación de 15.000 euros, de los que 5.000 se entregarán a la firma del convenio y los 10.000 restantes una vez finalizado el proyecto.

El convenio de colaboración suscrito tendrá una vigencia de un año y se prorrogará de manera automática por periodos anuales hasta un total de tres años, si a la finalización de cada anualidad ninguna de las partes comunica a la otra la intención de no renovarlo.