El XVII PAN se desarrolla en Vilarelhos y en Morille bajo el título de 'Ecoarte'

Berta Nunes, Bienvenido Mena, Julián Barrera, Manuel Ambrosio Sánchez y Alcina Cerdeira. /M.J. GUTIÉRREZ
Berta Nunes, Bienvenido Mena, Julián Barrera, Manuel Ambrosio Sánchez y Alcina Cerdeira. / M.J. GUTIÉRREZ

Este fin de semana se celebrará en tierras portuguesas mientras que en la provincia tendrá lugar los días 19, 20 y 21 de este mes

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La XVII edición del Encuentro y Festival Transfronterizo de Poesía, Patrimonio y Arte de Vanguardia en el Medio Rural (PAN) llegará este fin de semana a Vilarelhos, en la freguesía de Alfândega da Fé (Portugal), y a Morille los días 19, 20 y 21, bajo el título de 'Ecoarte'. Así lo dieron a conocer ayer Julián Barrera, para quien era su último acto como diputado de Cultura; el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena; y el alcalde de Morille y director del PAN, Manuel Ambrosio Sánchez, que estuvieron acompañados de la presidenta de la Cámara Municipal de Alfândega da Fé, Berta Nunes, y de la concejala de Cultura de la Cámara de Fundao, Alcina Cerdeira, donde tendrá lugar el festival el próximo año.

El primero en tomar la palabra fue Julián Barrera quien destacó la trayectoria de este festival, 17 años, lo que demuestra que es una iniciativa longeva, que atrae a mucha gente, que ha triunfado a lo largo de los años y que engloba la importancia de los pueblos pequeños en el conjunto de la provincia. Pero también destacó la colaboración transfronteriza que supone, ya que este año se desarrollará en Vilarelhos y el próximo en Fundao.

Asimismo, Barrera manifestó el apoyo de la Diputación desde el «primer año del PAN con el fin de llevar la cultura a los pequeños municipios».

Un apoyo del que también habló el representante de la Junta de Castilla y León, quien felicitó al alcalde de Morille por conseguir «consolidar el PAN como un encuentro de referencia», anclado en Morille, lo que demuestra una apuesta por el medio rural a través de la cultura.

Asimismo, recordó que durante este festival se establece «un diálogo con los vecinos y visitantes a través del arte de vanguardia». El fomento de ese diálogo y de ese intercambio entre artistas de ambos lados de la frontera ayuda a revitalizar los pueblos que apuestan por la cultura, añadió.

Se trata, como explicó Mena, de una iniciativa que comparte el doble compromiso de la Junta de Castilla y León: asentar población en los pueblos con la mejora de servicios y de la calidad de vida y ayudando a las empresas a asentarse y a crecer para conseguir comarcas prósperas; y apostar por la cultura. Por ello apoyan el PAN, para que «sea un ejemplo para otros municipios».

Mena también se refirió a Morille como un pueblo que está a 18 kilómetros de Salamanca, que es un espacio artístico y un lugar para el diálogo y el disfrute; donde a través del arte, la literatura, la música y el patrimonio se reivindica a los pueblos y sus gentes; así como al carácter transfronterizo de esta cita, que vincula a los artistas, que no conocen fronteras.

Berta Nunes, por su parte, hizo referencia a la colaboración con el PAN desde hace dos años y señaló que aunque son un pueblo pequeños, tienen un patrimonio importante, por lo que se dan las condiciones para llevar allí el festival e hizo referencia a la creación de un espacio expositivo en un palomar, así como a la participación de artistas locales, aunque no son muy conocidos, en el festival. Por último, invitó a los castellanos a que visiten Alfândega da Fé durante el festival, pero también después, para disfrutar de su paisaje, de sus viandas y de sus visitas guiadas gratuitas.

Alcina Cerdeira fue la siguiente en tomar la palabra para señalar que desde hace tiempo han querido llevar este proyecto innovador a Fundao y desarrollar un proyecto común con Morille, aunque sean territorios muy diferentes entre sí.

Asimismo, señaló que junto al PAN celebrarán lo que han denominado 'Seminario O' que acogerá todo tipo de disciplinas.

Por último, Manuel Ambrosio Sánchez cerró todas las intervenciones agradeciendo el apoyo, tanto de la Diputación de Salamanca como de la Junta de Castilla y León, en estos 17 años, los dos últimos con el apoyo también de los dos territorios portugueses implicados.

Respecto a la colaboración señaló que para la última jornada que se celebrará en Morille hemos invitado a «este pastor ilustrado que ha sido diputado de Cultura», en relación a Julián Barrera, con el que «ha sido un placer trabajar», dijo, para añadir que «éste es el espíritu pánico». Un espíritu y un programa en el que «siempre caben los imprevistos, no todo está regulado en el festival sino que siempre tiene un punto de improvisación» fruto de las relaciones entre los artistas o de éstos con los vecinos o visitantes, pues «las relaciones son esenciales».

Por ello, explicó que el PAN se plantea como «un símbolo de todo lo que se puede hacer si los contactos rurales fueran continuos. No hay que conformarse con este festival que relaciona a Castilla y León y Portugal, sino que las relaciones deben ser continuas», y el PAN debe entenderse como un escaparate de todo lo que se puede hacer, con el fin de explotar y dar valor a todos los recursos existentes.

Y en relación al festival de este año, señaló que estará dedicado «a la ecología y a la reutilización de las cosas y de los recursos» de ahí el título de 'Ecoarte' aunque, añadió, pueda haber alguna intervención o poema que pueda salirse de ese marco, pero la mayoría se centran en dicha cuestión.

En referencia al cartel de este año señaló que «en el medio rural también se hacen cosas de vanguardia. La población rural está tan preparada o más que la urbanita». Y recordó el acondicionamiento de un palomar o de un almacén abandonado como espacio expositivo.

En cuando a la fotografía del cartel de un portarrollos con un rollo de papel higiénico acabado, señaló que se trata de «un objeto cotidiano, tanto rural como urbano». Además, apostilló, «el arte no quiere decir que sea bonito o bello». En este caso es algo «llamativo, funcional, que se presta a la polémica. Y que llama la atención sobre la ecología», sin olvidar que no es algo habitual en un cartel y este festival siempre ha ido en esa línea.