«Estamos muy volcados en educación ambiental y en que el pueblo de Juzbado esté vivo»

Fernando Rubio, izquierda, junto a los pregoneros y la reina y el rey de las fiestas, anoche. /AYTO. JUZBADO
Fernando Rubio, izquierda, junto a los pregoneros y la reina y el rey de las fiestas, anoche. / AYTO. JUZBADO

El pregón de Teresa Recio y León Martín abrió ayer las fiestas de San Miguel Arcángel, «las más entrañables y más esperadas por el pueblo»

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDJUZBADO

Juzbado se ha vestido de gala para celebrar desde ayer sus fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel, las «más entrañables y esperadas por el pueblo desde siempre», señala el alcalde, Fernando Rubio de la Iglesia, quien en esta entrevista se refiere a estas celebraciones pero también a su faceta como primer edil y a su llegada a la Diputación de Salamanca como portavoz del Grupo Socialista.

–Las fiestas patronales de Juzbado se iniciaron anoche con el pregón de dos de los vecinos, el matrimonio formado por Teresa Recio y León Martín, y continuarán durante varios días. ¿Quién se encarga de organizar estas celebraciones?

–Las organiza el Ayuntamiento pero con la colaboración de los vecinos, de quien escuchamos sus inquietudes y demandas, y siempre colaboran las empresas del pueblo y los bares, que este año llevan diferentes actuaciones musicales el primer día y el último, que ellos mismos organizan y patrocinan.

-¿Incluye la programación de este año alguna novedad?

-Dentro de los juegos infantiles del viernes, algo que probamos en verano y que ahora incluimos, habrá unas sesiones de escape-room, que encantan a los jóvenes del pueblo. También se incluirá después del partido de fútbol del sábado, una exhibición de aves rapaces, que para nosotros es nuevo, y tendremos magia. Otra novedad que hay que destacar es que estamos en un proceso de olvidarnos de utilizar plástico y este año no hemos puesto banderines de plástico, es algo simbólico pero para nosotros es algo importante, porque llevamos tiempo hablando de reciclaje y de llevar a cabo una gestión racional de los residuos. Es nuestra pequeña aportación al medio ambiente.

«Uno de los ingredientes esenciales para ganar el futuro en el medio rural es la creatividad»

-¿De todos los actos que se celebran estos días, destacaría alguno por tradición, por afluencia de gente... o porque no pueda faltar en las fiestas?

-Hay actos que no pueden faltar porque son una tradición absoluta y son los asociados al día de San Miguel como la misa, la procesión con bailes, el pincho y algo totalmente ineludible de siempre y que el pueblo sabe que se celebra esa tarde, el partido de pelota en el frontón de la zona deportiva. Hay otra cosa que nunca falta: la paella que hacen los vecinos del pueblo; los juegos infantiles tampoco fallan y desde hace unos años hay también dos cosas que incluimos siempre: como estamos en una de las ligas de fútbol aficionado, el partido de fútbol en la Vega del Tormes, este año el sábado después de la paella; y el Festival de Folclore Hispanoluso, que cumple su quinta edición y siempre viene un grupo portugués con grupos españoles y con la Agrupación de Bailes Charros de Juzbado de anfitrión. Con todo ello, las fiestas están bastante estructuradas.

-Una persona que no conozca Juzbado, ¿por qué debería ir durante estos días de las fiestas?

-Juzbado es un lugar que sorprende por la belleza del paisaje, porque uno no se espera ver un mirador tan grande a la vega del Tormes; sorprende porque tenemos un entramado urbano muy interesante, que se va embelleciendo poco a poco, descubriendo la piedra con reformas de los vecinos y del propio Ayuntamiento. Desde un punto de vista visual sorprende; pero desde un punto de vista conceptual, desde nuestra apuesta profunda por el desarrollo, sorprende bastante porque es un pueblo muy volcado en la educación ambiental y en la vida diaria, en que el pueblo esté vivo de manera diaria. En la vida cultural tenemos buenas ofertas de alta calidad. En Juzbado prácticamente cada día hay algo: manualidades, gimnasia, yoga, pilates, clases de inglés con profesor bilingüe, bailes charros... hay muchas actividades que son parte de la esencia de lo que nos espera en la lucha contra la despoblación. Ese pilar o pata esencial de la que muchos administradores no se han dado cuenta y tenemos que fomentar la autoestima, el valor del pueblo desde dentro, pero desde el uso de la cultura y la educación de una forma convencida y comprometida. Además, Juzbado es un lugar que resulta muy acogedor para quien venga, tenemos cosas que mostrar muy interesantes y todo el que llega se va sabiendo cosas nuevas. Tratamos de crear un entorno amable y prueba de ello es que tenemos una escuela que ha creado una asociación de padres (Escuela Wayra). En este momento tenemos demanda de personas que quieren venir a vivir al pueblo y queremos que se mantenga la población y acoger a quien quiera venir de una manera sostenible. Tenemos una asignatura pendiente, y vamos a trabajar en esta legislatura en ella y es afianzar las posibilidades de vivienda en el pueblo.

«En Diputación ejerzo mi labor de una forma constructiva, propositiva y dialogando al máximo»

-Habla de la gestión que están realizando en el municipio, del que usted es alcalde por cuarta legislatura consecutiva, imagino que será todo un orgullo volver a salir elegido, ya que es un reconocimiento al trabajo bien hecho.

-Mis dos grandes orgullos son mi familia y mi pueblo. No puedo estar más agradecido y orgulloso; y me da mucha fuerza el tener el respaldo de los vecinos para representarlos con la cabeza bien alta. La dignidad de cualquiera de mis vecinos es por lo menos tan alta como la de cualquier ciudadano del mundo urbano. Y el tener su respaldo me ayuda, me motiva, me impulsa a defender el nombre de Juzbado. La prueba es que los proyectos van saliendo adelante, tenemos proyectos y somos un pueblo que, creo, utiliza uno de los ingredientes esenciales para ganar el futuro en el medio rural, que es la creatividad. Y tratamos de mostrar alternativas, que las hay, y demostrar que no podemos ganar el futuro con las mismas políticas de siempre.

-Y de esos proyectos que habla, ¿cuáles destacaría?

-Estamos ahora con la reforma de la ermita de San Miguel para albergar la biblioteca del Centro Botánico de Juzbado, que es un edificio singular del siglo XVIII para un proyecto de desarrollo, es un espacio muy humilde y pequeño pero muy singular y bonito, con un arco y una inscripción del XVIII. Y ahora estamos llevando a cabo esas dos responsabilidades: desarrollo y cuidado del patrimonio. Y estamos también construyendo el principio del Centro Botánico en otra zona del pueblo. Y tenemos previsto acometer el pavimento de las calles pero buscando maneras humanas -como también estamos arbolando el pueblo- y más útiles de pavimentar. En un pueblo bonito como tenemos, nunca podemos despreciar la parte estética y la parte acogedora.

-Y todo ello unido a lo que ya están haciendo, porque imagino que proyectos como Libro Abierto se mantienen...

-Sí, y siempre sin que el pueblo deje de estar vivo cada día. Un pueblo acogedor es un pueblo vivo, no puede ser que esté apagado las tardes de invierno. Espacios de reunión y encuentro son esenciales. Seguir y mejorar es nuestra intención de cara al futuro y también poner imaginación y compromiso real contra la despoblación. Hasta ahora parece que la máxima es pura tecnocracia de despacho, pero para luchar contra la despoblación no sólo bastan carreteras y trabajo, porque si el pueblo no invita a quedarte, la carretera sirve para irte antes, para estar más rápido en la ciudad y para que haya menos distancia a tu puesto de trabajo en la ciudad. Hace falta la cultura, la educación, el fomento del deporte en los pueblos, que además son aspectos muy baratos. Y para todo ello hace falta trabajo de un equipo de gobierno comprometido y de un personal comprometido.

-¿Esa imaginación y creatividad es lo que ha tratado de llevar a la Diputación?

-La idea es esa. A mi se me ha planteado y he pensado que en esta cuarta legislatura como alcalde podía dar el paso, porque tengo algo que aportar; porque se trata de una institución que vive en el letargo, que no tiene nuevas ideas, que se conforma con vivir en la inercia; y hace falta dar pasos y si yo he entrado es para dar esos pasos y defender a la gente, estar cerca de los ciudadanos de la provincia. Y eso es lo que estoy intentando como portavoz del Grupo Socialista, con esperanzas y expectativas de poder aportar algo a mi provincia.

-¿Qué retos se ha planteado?

-Lograr incidir, desde el socialismo de la provincia porque hay muchos ejemplos de ayuntamientos magníficos, comprometidos, creativos, exitosos, que ese espíritu necesario para el reto que tenemos para los próximos años, lucha contra la despoblación..., cale de algún modo en esta institución y yo estoy ejerciendo mi labor de una manera absolutamente constructiva, propositiva, dialogando al máximo y con voluntad de acuerdo en todo, porque lo que queremos es aportar ideas y utilidad para la gente, para los vecinos del mundo rural, que es para lo que estamos aquí.