El VIII Centenario disparó un 20% la cifra de asistentes a encuentros y congresos

El Palacio de Congresos durante el IV Encuentro de Rectores celebrado en 2018./LAYA
El Palacio de Congresos durante el IV Encuentro de Rectores celebrado en 2018. / LAYA

La ciudad recibió a 160.700 personas por motivos profesionales y batió su récord de 2017, cuando nos visitaron 133.650 delegados

D.B.P. / WORDSALAMANCA

Los efectos del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca aún se dejan sentir. El centro de estudios atrajo a expertos de todo el mundo y fue sede de intensos debates académicos sobre el futuro de las universidades, que darán sus frutos a medio y largo plazo.

Pero las repercusiones también se dejan sentir en el día a día de la ciudad. Los múltiples eventos y congresos organizados al calor del 2018 incrementaron notablemente el número de visitantes a la ciudad por motivos profesionales.

De acuerdo a los datos que maneja el observatorio turísticos de Salamanca «durante el ejercicio 2018 en Salamanca se celebraron 758 reuniones, según los datos recogidos por Salamanca Convention Bureau entre sus colaboradores y con la ayuda del Observatorio Turístico de Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca, SAU. Participaron en estas reuniones 160.700 delegados. La media de asistentes por evento se sitúa en 212 personas».

Un 356% en una década

¿Son muchas o pocas? Según el informe del Observatorio «la ciudad ha recibido un 20,25% más de visitantes congresuales que en 2017, mientras que el aumento porcentual de las reuniones ha sido del 16,44% (107 reuniones más declaradas). La media de delegados por reunión se sitúa en 212».

Estas cifras, corroboran, «se deben al VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, en torno al cual se han celebrado gran cantidad de eventos». El Observatorio calcula que 160.700 personas visitaron la capital gracias a los diferentes encuentros profesionales, científicos y académicos organizados durante el 2018.

La cifra, como aclara el informe, es un 20,25% superior a la de 2017, cuando vinieron 133.650 delegados. La diferencia asciende a 27.050 asistentes.

El 2018 ha corroborado una tendencia al alza que arrancó hace más de una década. De acuerdo a las cifras que maneja el Observatorio de Turismo, en 2006 nos visitaron apenas 23.600 congresistas y a partir de ahí el número comenzó a crecer año tras año. En 2008, hace una década, fueron 45.050. En 2009 se superaron los 50.000 delegados y en 2016 se rompió la barrera de los 100.000. El único bache (puntual) se registró en 2011. El incremento porcentual respecto a hace solo una década es del 356%.

Las reuniones profesionales aportan ingresos para la ciudad en forma de alojamientos, gastos en alimentación y servicios; visibilidad en círculos especializados y, si todo funciona como es debido, nuevos 'embajadores' para la capital.