BALONMANO

Diego Vieira: «Hay predisposición de las dos partes para seguir en el BM Salamanca»

Diego Vieira. /María Serna
Diego Vieira. / María Serna

El entrenador leonés del equipo salmantino le pone una gran nota a su equipo en la temporada recién terminada

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El leonés Diego Vieira llegó el pasado verano a Salamanca para tomar las riendas del Autocares Sanalón BMCiudad de Salamanca, un joven proyecto de balonmano que quería no pasar apuros esta temporada por la salvación y seguir creciendo en lo institucional tras la salida del club de directivos, técnicos y jugadores.

El conjunto charro ha finalizado octavo en el grupo B de la Primera Nacional de balonmano, a solo un punto de la segunda mejor clasificación histórica del club, y salvándose de todo peligro con cinco jornadas de anticipación.

Para Vieira, el balance de la temporada ha sido «bueno, muy positivo porque nos hemos salvado con mucha antelación y el equipo ha estado un punto por encima del nivel esperado. Si a esto le sumamos el papel que hemos hecho en el campeonato de España universitario con un bronce, solo puedo hablar de notable alto-sobresaliente». Ese octavo puesto con una plantilla tan joven «lo habríamos firmado antes de empezar. Sabíamos que iba a ser un año de mucho trabajo y sufrimiento. Ha habido momentos debido a la juventud del equipo y las bajas, pues de dudas pero la línea ha sido regular. Quitando algún partido muy particular, el resto de encuentros hemos competido de manera sobresaliente. Hace 15 días, por ejemplo, con Ikasa que se ha metido en la final estuvimos hasta el final. Y todos los equipos que pasaron por aquí nos decían que el Río Tormes era un pabellón muy complicado. Quizá la afición ha bajado un poco pero el equipo aprieta mucho».

Para el entrenador del BMSalamanca, lo mejor de la temporada ha sido «la constante evolución del equipo. Y que aunque empezamos con un 0-4, nunca hubo nervios ni tensión por parte de ningún estamento del club, ni técnicos ni jugadores ni directivos. Siempre nos apoyaron. Lo peor, las lesiones acumuladas al final de la primera vuelta y el no tener una rotación un poco más veterana, uno o dos jugadores, para saber leer mejor las lecturas de final de partido donde hay que tener más poso en la categoría».

Esta temporada, el equipo se ha quedado a un punto de la segunda mejor puntuación histórica del club en Primera. «A mí personalmente me ha dado un poco de rabia. En el último partido no estuvimos bien en ningún ámbito pero en otros partidos en casa se nos escaparon puntos al final», señala Vieira.

El entrenador leonés, formado en la cantera del histórico Ademar, considera que al balonmano en Salamanca le faltan los siguientes pasos para dar un paso más. «Hay que saber primero dónde estamos, en un lugar correcto, un equipo de Primera que se está asentando en la categoría que da pequeños pero importantes pasos de cantera. Para mí hay que buscar más en los núcleos urbanos alrededor de Salamanca porque si ahora tenemos 200 canteranos, hay que ir incrementando ese número. Eso aumentará la posibilidad de sacar más talento. Y luego más apoyo de ciertas instituciones para poder dar el salto. Hay equipos que no pagan a los jugadores pero que tengan la opción de ofrecerles algo:ventajas universitarias de manutención o alojamiento, por ejemplo. Un aliciente para venir a Salamanca».

En cuanto a su futuro, el técnico leonés certifica que «hay buena predisposición por ambas partes. Pero hasta que no está todo cerrado no podemos decir que está hecho. No habrá problemas para el entendimiento pero es importante redefinir el proyecto a medio plazo. A ver cómo podemos mejorar el proyecto.Por mi parte no habrá problemas para seguir y ellos me han transmitido que también quieren que siga». El equipo tendrá bajas porque el meta Adrián Barrio no seguirá ni tampoco Beltrán Bedia, que se marcha un año de Erasmus a estudiar fuera de Salamanca.