Elecciones 28-A

Víctor González (VOX) pide «recuperar los valores perdidos» de la Escuela de Salamanca

Víctor González, durante el acto de ayer en Salamanca./MANUEL LAYA
Víctor González, durante el acto de ayer en Salamanca. / MANUEL LAYA

El candidato de VOX al Congreso por Salamanca reivindica la rebaja fiscal prevista en su programa y la reducción de los gastos del Estado

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El candidato de Vox al Congreso por Salamanca,Víctor González, se presentó ayer al fin en la ciudad, ya que hasta el momento no había visitado la provincia.

Durante su intervención reivindicó la necesidad de recuperar los valores perdidos, «aquellos que precisamente se gestaron en la Escuela de Salamanca», y sostuvo que el partido político al que pertenece es el «único que tiene programa económico», recoge Efe. En él se recoge «la mayor rebaja fiscal y la mayor ayuda social a la familia de los cuarenta años de democracia», y ha reconocido que se han quedado «solos en decir» que van a reducir los gastos del Estado. «El euro que no se justifique no se gasta».

González compareció acompañado de la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, quien realizó un discurso centrado en la actualidad nacional. Así, Monasterio acusó ayer al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de ser el «mayor caballo y vehículo del Troya del nacionalismo» en esta comunidad autónoma.

Monasterio expresó el orgullo de esa formación política de «ser españoles y de defender la libertad», y se mostró convencida de que en las elecciones van a «arrasar» para dar un «giro brutal de 180 grados» a España.

Ha criticado las leyes «ideológicas» del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, entre ellas, la ley de violencia machista, la de memoria histórica, el «expolio» al Archivo de Salamanca o el «ataque a la familia, con ese feminismo desbocado, desquiciado y radical». En este sentido, llamó la atención sobre que muchas de esas normas fueron mantenidas por Rajoy.

Monasterio abogó por un cambio en la educación para que ésta sea universal y no tener diecisiete sistemas distintos. Así, afirmó en que el cáncer de España son las autonomías, a las que calificó de «trabas al progreso» en materia de sanidad y educación. Durante su intervención, insistió en la defensa de la familia, del sector agrario y de la caza y en el cambio de la ley contra la violencia machista porque «no protege ni a las mujeres, ni a los niños, ni a los mayores».