La vía verde, un nuevo atractivo

Virginia Barcones, izquierda, y Alejo Riñones, a su lado, escuchan atentos las explicaciones del director de la obra durante un pequeño recorrido por el camino. /M.J. GUTIÉRREZ
Virginia Barcones, izquierda, y Alejo Riñones, a su lado, escuchan atentos las explicaciones del director de la obra durante un pequeño recorrido por el camino. / M.J. GUTIÉRREZ

La delegada del Gobierno en Castilla y León inauguró ayer el tramo Béjar-Baños de Montemayor del Camino Natural Ruta de la Plata

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDBÉJAR

Muchos son los atractivos con los que cuenta Béjar, a los que desde ayer se suma uno más: el Camino Natural Ruta de la Plata, en su tramo entre la ciudad y Baños de Montemayor, y que pasa también por Puerto de Béjar y Cantagallo; ideal para los amantes de la naturaleza, del senderismo y el ciclismo. Un tramo de 21 kilómetros que fue inaugurado por la alcalde de Béjar, Alejo Riñones; la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones; la subdirectora adjunta de Fomento del Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ana Vicente; y la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez.

Acto al que asistieron numerosas autoridades tanto de la ciudad como de la comarca, así como representantes de los cuerpos de seguridad y también de la Junta de Castilla y León, sin olvidar el director del proyecto de acondicionamiento de esta nueva Vía Verde.

Tras el corte de cinta inaugural y un pequeño paseo por el tramo que parte de la antigua estación del tren, convertida hoy en Centro de Turismo Activo, llegaron los discursos en los que se desgranaron las bondades de este proyecto. El primero en hablar fue el alcalde de Béjar, Alejo Riñones, quien manifestó que con la inauguración de ayer se da fin a un proyecto importante para Béjar y comarca, que se empezó hace seis años, cuando hubo que convencer a Adif para poder alquilar los terrenos y después al Gobierno central para que apoyara esta iniciativa, lo que hizo con un presupuesto de casi 1,5 millones de euros tanto de fondos estatales como de Europa.

Asimismo, Riñones recalcó que se trata de una iniciativa que cumple muchos fines importantes: además de convertir la vía férrea en un camino verde, de deporte, une dos regiones, Extremadura y Castilla y León. «Alcaldes de distintas comunidades apostaron por ello y han conseguido sacarlo adelante», algo que recalcó Riñones como ejemplo de colaboración. «Ahora todos quieren tener un camino verde, pero cuando nosotros empezamos no era algo tan fácil», apostilló.

Es, además, un proyecto necesario para la ciudad de Béjar, que tiene otras cinco rutas turísticas más señalizadas, pero éstas son de montaña y más difíciles, sin embargo, el Camino Natural es «llano, de baja dificultad y puede hacerse en familia, bien andando o en bicicleta».

Pero también es un proyecto que da uso a algo que estaba en desuso, «una vía muerta desde 1985 y sin solución», afirmó. Y es un ejemplo del «comportamiento de dos gobiernos de diferente signo que se dan cuenta de que las ideas buenas hay que desarrollarlas». Por lo que agradeció el apoyo del Ministerio en todo momento.

Virginia Barcones, por su parte, ahondó en las palabras del alcalde y destacó «la recuperación de una infraestructura en desuso para devolvérsela a la ciudadanía como camino verde», que da como resultado «21 kilómetros destinados al ocio y al turismo alternativo, respetuosos con el medio ambiente». Un camino que «completa la oferta turística y la diversifica, y ofrece una ruta accesible para las familias» pero también que es una «herramienta más para ganar la batalla a la despoblación», puesto que permitirá un fomento del empleo e incluso el asentamiento de la población.

Por otro lado, recordó que el programa de Caminos Naturales se creó hace más de 25 años, en 1993, y desde entonces se han puesto en servicio 120 itinerarios que suman algo más de 10.000 kilómetros en España, siendo Castilla y León la comunidad que más caminos tiene (con 1.500 kilómetros) seguida de Extremadura con 1.300 km. Actuaciones que han sido posible gracias a los promotores, en este caso, a los ayuntamientos de Cantagallo, Puerto de Béjar, Béjar y Baños de Montemayor, «capaces de tomar una decisión y dar el impulso necesario para hacer realidad este proyecto, y ser ejemplo para otras instituciones locales», concluyó Barcones.

 

Fotos

Vídeos