La venta de pisos en Salamanca encadena ya cinco años seguidos al alza

Construcción de pisos en la capital. /LAYA
Construcción de pisos en la capital. / LAYA

La patronal de la construcción Aescon apunta que la reforma y la rehabilitación son «los focos de actividad más intensos» para el sector

D.B.P. / WORDSALAMANCA

El mercado salmantino de la vivienda retoma el pulso poco a poco. Según los datos de 2018 publicados ayer, el año pasado se vendieron 2.696 domicilios en nuestra provincia. Salamanca encadena así cinco años seguidos de incremento en las ventas y se acerca a las cifras de 2011. El año 2013 marcó el mínimo histórico (1.664 transacciones) y desde entonces la cifra no ha dejado de aumentar. No hay grandes incrementos, pero sí un crecimiento es sostenido.

La Asociación de Empresarios de Construcción (Aescon) opina que la absorción del 'stock' de vivienda nueva que había en Salamanca junto con la reactivación del consumo y el incremento de la venta de viviendas «son los factores que llevan a la recuperación de uno de los pilares de negocio del sector». Según sus estimaciones, entre un 20% y un 25% de las obras en marcha corresponden a nuevas promociones.

«Desde 2015 se ha registrado un crecimiento del 23% de la venta de vivienda nueva en Salamanca, que si se une a la situación de stock estructural generada durante los años de crisis, nos permitiría hablar de una lenta recuperación en la obra nueva», explica el presidente de Aescon, Juan Manuel Gómez.

Reformas

En este sentido, desde Aescon se señala que el foco de actividad más intenso y que sigue sustentando la actividad del sector es la rehabilitación y reforma, debido sobre todo mercado de vivienda usada, que supone el 86% de las ventas registradas el año pasado, según datos del INE. En concreto, y de acuerdo a las estimaciones de Aescon, tres de cada cuatro obras se corresponderían con actividades de reforma, rehabilitación y adaptación a la Inspección Técnica de Edificios.

Por ello, desde la patronal consideran que existen varias medidas que podrían ayudar a despegar el sector de la construcción. «Creemos que es necesario realizar cambios en la normativa autonómica y provincial que permita abordar reformas más profundas e integrales de los inmuebles y edificios existentes para dotarlos de una mayor sostenibilidad a nivel de accesibilidad, eficiencia energética… así como incrementar las subvenciones existentes para este tipo de obras. Además y de cara a incentivar el mercado de compraventa, consideramos que se debería retomar la deducción por inversión en vivienda habitual, al tiempo que instar a las entidades financieras abrir el acceso al crédito de las familias», opina Gómez