Varias asociaciones se concentran a favor de la convivencia en Monleras

Concentración silenciosa por la convivencia y en defensa de la buena imagen de Monleras./WORD
Concentración silenciosa por la convivencia y en defensa de la buena imagen de Monleras. / WORD

Convocada tras las denuncias de una persona que veranea en el pueblo y ante la actuación de la Guardia Civil

REDACCIÓN / WORDMONLERAS

Unas 500 personas asistieron ayer a una concentración silenciosa en la Plaza Mayor de Monleras convocada por cuatro asociaciones, «ante las constantes denuncias contra la autoridad local y contra distintos miembros, familiares o simpatizantes de las asociaciones del municipio por parte de una persona que viene de vacaciones a la localidad en estos días en que el pueblo celebra sus fiestas de verano, y ante la actuación que están llevando a cabo los agentes de orden público»,

Por ello, la asociación cultural, la asociación de mujeres, la asociación de mayores y la asociación de jóvenes decidieron celebrar la concentración y dar lectura a un manifiesto a favor de la convivencia y la armonía comunitaria, así como en defensa de la buena imagen de Monleras.

Elena Delgado, presidenta de la Asociación Cultural Las Mestas, en representación de las cuatro agrupaciones, se encargó de la lectura del manifiesto, dirigiéndose a los vecinos. «Ante las continuas y abusivas denuncias y ante la exhaustiva vigilancia a que los vecinos de este pueblo estamos siendo sometidos, nos reunimos hoy para decir basta».

«Manifestamos que estas denuncias están creando un clima enrarecido y una imagen de un pueblo agresivo, inhumano e incluso violento, que no se corresponden en absoluto con la realidad». Entienden que «la vigilancia de la legalidad es necesaria y debe servir para evitar abusos, pero nunca debe utilizarse en contra de la convivencia y creando situaciones conflictivas que no son reales».

Monleras «se caracteriza por ser un pueblo integrador y hospitalario, que acoge las iniciativas de cualquier persona que llegue con intención de aportar algo positivo, y en ningún caso es un pueblo dividido y rencoroso contra los visitantes».

El tiempo de verano, recordó, «es un momento propicio para las actividades culturales y festivas que refuerzan el espíritu de participación y colaboración de todos los colectivos, niños, jóvenes y mayores».

Manifiestan que «ninguna asociación, entidad o colectivo vecinal del tipo que sea ha promovido jamás la revancha, la violencia o la agresión hacia ninguna persona, sino que, muy al contrario, se ha trabajado para promover el respeto, la calma y el civismo y para no responder a provocaciones de ningún tipo».

Dejaron claro que defenderán «los establecimientos del pueblo, porque suponen un recurso indispensable para mantener la vida de un municipio pequeño» y porque «los jóvenes que han invertido para establecerse aquí, evitando la despoblación y haciéndonos la vida más fácil merecen todo nuestro respeto y apoyo».

«Somos pocos y muchas las tareas: mantener los servicios sociales, intentar fijar población, organizar actividades culturales y de ocio, promover el cuidado de nuestro entorno natural y otras muchas». Por eso, «a todos los que emplean su energía en denunciar situaciones desde nuestro punto de vista insignificantes, les invitamos a que empleen su tiempo y esfuerzo en colaborar».

«Vamos a defender nuestra forma comunitaria de trabajo, porque forma parte de nuestra identidad. Seguiremos trabajando por crear entre todos espacios de convivencia y acogida», concluyó.