La USAL pide al Gobierno fondos para el mantenimiento de sus edificios históricos

Imagen de las obras de remodelación del antiguo Colegio San Bartolomé para convertirlo en la futura sede de los Cursos Internacionales de la Universidad. /LAYA
Imagen de las obras de remodelación del antiguo Colegio San Bartolomé para convertirlo en la futura sede de los Cursos Internacionales de la Universidad. / LAYA

Una exposición rememora las rehabilitaciones desarrolladas durante los últimos 40 años

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Conseguir que en los Presupuestos Generales del Estado y en los presupuestos de las Comunidades Autónomas se incorporen partidas específicas para el mantenimiento y la conservación del rico patrimonio histórico y artístico de las universidades históricas es una de las principales reivindicaciones que mantiene la USAL desde hace años y que adquirió un especial significado con motivo de la conmemoración en 2018 del VIII Centenario de la fundación del Estudio salmantino. Así lo puso de manifiesto ayer el vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cabero, durante la inauguración de la exposición 'Estructurar la ciudad universitaria. Veinte años del Plan Director de los edificios históricos', que permanecerá abierta al público en la Sala del Cielo de Salamanca hasta el próximo 2 de junio.

Cabero resaltó el «gran esfuerzo» que viene acometiendo la institución académica para la conservación de los diferentes inmuebles de su patrimonio arquitectónico desde hace años. Por ello, remarcó la necesidad de que se pongan en marcha «programas públicos que complementen la financiación de las universidades para el mantenimiento de su patrimonio». Subrayó en este sentido que las competencias que se encuentran repartidas entre las áreas de Educación, Universidades y Cultura se coordinen de cara a obtener «una financiación suficiente» en este ámbito, al tiempo que consideró que actualmente el patrimonio de la USAL «está bien, lo cual no significa que quede muchísimo trabajo por hacer».

'Estructurar la ciudad universitaria', organizada por el Servicio de Actividades Culturales de la USAL, constituye un recorrido visual y didáctico por el patrimonio arquitectónico de la Universidad, justo cuando se cumplen 20 años de la aprobación Plan Director de los edificios históricos universitarios, punto de inflexión en la prevención y conservación del patrimonio académico.

La muestra recoge en casi 30 paneles información detallada de la intervención llevada a cabo en los edificios históricos a lo largo de los últimos 40 años a través de planos, planimetría antigua y numerosas fotografías en las que se muestran el antes y el después de los trabajos de rehabilitación realizados.

La muestra incluye planos y fotografías y se puede visitar en la Sala del Cielo de Salamanca

Enclavada la denominada 'Ciudad del Saber' en un espacio urbano privilegiado, junto a la Catedral y con fachadas a las dos calles principales de la ciudad en la Edad Moderna, las Escuelas Mayores y Menores, el Hospital del Estudio y el Patio de Escuelas constituyen, junto con las casas del bedel mayor, del secretario y del rector, «un conjunto excepcional en la arquitectura universitaria española y europea, acervo al que además se deben sumar hitos tan trascendentales en el ámbito arquitectónico nacional y europeo como la construcción de la Fachada o Portada Rica», según explicó Enrique Cabero, que estuvo acompañado por los comisarios de la muestra, Eduardo Azofra y Alexandra Gutiérrez Hernández, y por el subdirector del Servicio de Actividades Culturales, Luis Barrio.

Además, a lo largo del siglo XVI y de buena parte de la Edad Moderna, se fueron sumando un gran número de fundaciones colegiales, que acabaron configurando la ciudad universitaria histórica, hecho de tal trascendencia que sin él resulta realmente difícil explicar hoy la arquitectura y el urbanismo de Salamanca.

Iconografía universitaria

Para Azofra no se entiende la trayectoria histórica de Salamanca s sin su Ciudad del Saber, «cuyas maravillosas arquitecturas perfilaron junto a las catedrales el 'skyline' de la ciudad, se convirtieron –y aún lo son- en las grandes protagonistas de múltiples espacios intramuros, de la trama urbana, en especial de plazas y confluencias de las calles principales, y crearon una iconografía universitaria que aún perdura en Salamanca». Azofra afirmó que «solo se conserva lo que se aprecia» y enfatizó que «destinar financiación a la conservación de un bien no es un gasto, es una gran inversión».

Además de las necesarias unidades de información dedicadas a la Ciudad del Saber, al Plan Director y a la Fachada Rica, protagonista principal de la exposición, completan esta muestra algunas de las restauraciones, rehabilitaciones e intervenciones llevadas a cabo en las últimas cuatro décadas en el rico patrimonio universitario, debido a la necesidad de acoger nuevas funciones y usos. Por ello, se recogen los trabajos llevados a cabo en el edificio de Anayita y Teatro Juan del Enzina, en la Hospedería del Colegio Fonseca, en los antiguos Colegios Trilingüe, San Pelayo, Huérfanos y la Magdalena/San Bartolomé, en los palacios Maldonado y Arias Corvelle o en la casa de Solís y en las casas del Parque.

Por otro lado, ayer comenzaron las obras de reforma del antiguo inmueble del Banco de España para convertirlo en la futura sede del Centro Internacional del Español. Cabero también desveló que el rector ha realizado gestiones con el propietario del antiguo colegio menor Pan y Carbón para intentar salvar los restos que quedan del edificio.