La USAL obtiene el 40% del dinero de la Junta para investigación universitaria hasta 2021

Una investigadora desarrolla su labor en un laboratorio científico de un centro de la Universidad de Salamanca./MANUEL LAYA
Una investigadora desarrolla su labor en un laboratorio científico de un centro de la Universidad de Salamanca. / MANUEL LAYA

La financiación asciende a 348.000 euros y permitirá sufragar los proyectos de 29 Grupos de Investigación Reconocidos (GIR)

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León hizo pública ayer una de las resoluciones más esperadas por parte de los investigadores universitarios de Castilla y León, como es la que determina la concesión o la denegación de las subvenciones destinadas para apoyar a los denominados Grupos de Investigación Reconocidos (GIR) de las cuatro universidades públicas de la Comunidad Autónoma.

Los GIR están catalogados como los equipos de investigación más potentes y de mayor peso científico dentro del elenco de miembros de las comunidades académicas que se dedican a las tareas investigadoras. Se les equipara, como popularmente se les bautiza en la terminolgía académica, con la Primera División de la investigación universitaria.

La resolución dictada por la Consejería de Educación, que ya es oficial tras su publicación ayer en las páginas del Boletín Oficial de Castilla y León, irradia unos resultados muy positivos para la Universidad de Salamanca, dado que 29 de los proyectos que presentaron otros Grupos de Investigación Reconocidos del Estudio salmantino han sido merecedores de financiación por parte de la Administración autonómica.

Este simple dato numérico resulta especialmente significativo, dado que Salamanca vuelve a ser, un año más, la universidad de la región que obtiene mejores resultados en este tipo de convocatorias. Por detrás de Salamanca y a una distancia claramente relevante irrumpe la Universidad de Valladolid, con un total de 23 proyectos de investigación que han sido seleccionados como merecedores de la correspondiente financiación con fondos procedentes de las arcas de la Consejería de Educación.

Muy por debajo de la USAL y de la UVA han quedado relegadas las otras dos universidades públicas de nuestra Comunidad Autónoma, como son la Universidad de Burgos (UBU), que se tiene que conformar con 16 proyectos de investigación merecedores de financiación, así como la Universidad de León, que únicamente ha logrado obtener dinero para sufragar cuatro de los proyectos con los que sus investigadores concurrieron a esta nueva convocatoria.

En total son 72 los proyectos de investigación que dispondrán de financiación autonómica para tener garantizada su continuidad a lo largo del próximo trienio. Para cada uno de estos 72 proyectos la Consejería de Educación contribuye aportando un total de 12.000 euros, que se distribuyen en tres anualidades –2019, 2020 y 2031– con 4.000 euros para cada uno de los ejercicios.

Porcentajes

Desde un punto de vista estrictamente porcentual, los 29 proyectos de la USAL seleccionados representan el 40% del total. Si traducimos este porcentaje a cifras, una simple operación aritmética permite determinar que los 29 proyectos del Estudio salmantino que han sido elegidos serán sufragados con 348.000 euros durante el próximo trienio. En términos globales, para los 72 proyectos escogidos de las universidades de Salamanca, Valladolid, Burgos y León se consignan un total de 864.000 euros.

Los 29 GIR seleccionados del Estudio salmantino cuentan con un investigador principal, que es el perceptor de la ayuda y que asume la dirección del proyecto. Son los casos de los profesores César Roncero Maillo, Encarnación Rodríguez Gonzalo, Antonio José Martín Pérez, Margarita Díaz Martínez, María Nieves Ruipérez Almajano, Miguel Lizana Avia, Enma Moreno García, José Manuel Muñoz Rodríguez, Eugenio Llamas Pombo, María Josefa Montero Gómez, María Matilde Olarte Martínez, María Belén Fernández Santos, Jesús Hernández Lobato, Miguel Ángel Verdugo Alonso, Francisco Alonso Palacios, Daniel Hernández Ruipérez (el anterior rector que tuvo la USAL) y Joaquín García Palacio. También son destinatarios de estas ayudas, en su condición de directores del proyecto, los profesores José María Lago Montero, María Moreno García, Juan Francisco de Paz Santana, Pablo Miguel Chacón Martín, Miguel Ángel González León, Nieves Sanz Mulas, Luis Alberto del Rey Poveda, Maria Teresa González Astudillo, Francisca González Gil, Leoncio Vega Gil y Javier Sánchez Zapatero.

Las temáticas de estos proyectos de investigación, a desarrollar por un espacio de tres años, son de lo más variadas y se encuadran dentro de las diferentes áreas del conocimiento, tanto de Ciencias como de Letras. De esta forma, los proyectos corresponden con temáticas tan variadas como el análisis del papel de las levaduras en la producción del vino y su relación con la asimilación de la fuente de nitrógeno, el desarrollo y la aplicación de la cromatorafía líquida biodimensional al control de calidad de los alimentos, la problemática derivada de la discapacidad y la dependencia y los retos para potenciar la autonomía de las personas, el patrimonio y la sostenibilidad y la relación de ambos conceptos con las universidades, la prevención y la minimización de la siniestralidad con la fauna mediante el diseño de un nuevo modelo de señalización, la aproximación interdisciplinar a la episteme de la antigüedad tardía, o la evolución de la calidad de vida de las personas que padecen daño cerebral.

Otros proyectos de investigación abanderados por los universitarios salmantinos versan sobre la simplificación de la imposición sobre la renta en Castilla y León, el muticulturalismo y la necesaria innovación en las políticas públicas para la inclusión y la defensa delas mujeres inmigrantes, la baja fecundidad, la lengua de la vid y la traducción aplicada al vino, así como la presencia de la Guerra Civil española en la literatura testimonial en lengua inglesa.

En las universidades públicas de Castilla y León operan actualmente más de 400 Grupos de Investigación Reconocido, según los datos que maneja la Junta de Castilla y León.

Criterios

En la concesión de estas jugosas ayudas, la Consejería de Educación ha tenido en cuenta y valorado el número de investigadores por grupo, la ratio entre el número de miembros y el número de sexenios de los investigadores participantes y la calidad del proyecto o línea de investigación que esté realizando el grupo evaluada por la Agencia de la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (Acsucyl). Además, se subvencionan también los gastos asociados a la actividad ordinaria del GIR y aquellos relacionados con la difusión y la presentación de sus resultados a lo largo del plazo de duración de la ayuda. En ningún caso se subvencionarán gastos indirectos ni se permite que el director del GIR tenga otros proyectos costeados con esta misma línea de ayudas o con otras otorgadas por la Consejería de Educación.