La USAL se moviliza para dar la bienvenida a sus 4.600 estudiantes de nuevo ingreso

El pabellón deportivo se llenó de estudiantes durante la celebración de la Feria de Bienvenida. /LAYA
El pabellón deportivo se llenó de estudiantes durante la celebración de la Feria de Bienvenida. / LAYA

La feria para recibir a los nuevos alumnos puso de relieve el esfuerzo conjunto de todas las universidades de la región para acabar con las novatadas

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Los 4.600 alumnos de nuevo ingreso que han iniciado estudios este curso en la Universidad de Salamanca fueron los grandes protagonistas del día de ayer. La USAL movilizó a todos sus servicios para informar y orientar a los nuevos estudiantes en el transcurso de la ya clásica Feria de Bienvenida que se celebró en el pabellón deportivo del Campus Miguel de Unamuno.

El rector Ricardo Rivero y la vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos, también se sumaron a la Feria de Bienvenida recorriendo los diferentes estando instalados tanto por los servicios universitarios como por las asociaciones de estudiantes y las instituciones.

El rector destacó que las cifras que está arrojando el proceso de matriculación son muy positivas, con un incremento de 400 alumnos en los grados y un aumento de 500 estudiantes en postgrados y títulos propios en comparación con las cifras contabilizadas el pasado curso. En estos momentos los alumnos de nuevo ingreso alcanzan los 4.600 citados anteriormente, aunque esta cifra podría incrementarse dado que se pueden registrar más matriculaciones de alumnos en los próximos días procedentes de comunidades autónomas donde se ha postergado el examen de septiembre de la EBAU. «La barrera de los 5.000 alumnos de nuevo ingreso es muy difícil de superar, pero nos vamos acercando», reconoció Rivero.

Mensaje contundente

El rector también aprovechó la Feria de Bienvenida para expresar el «rechazo absoluto y nuestra intolerancia total» contra las novatadas y resaltó en términos especialmente positivos el esfuerzo conjunto desplegado este año por todas las universidades de la región en este ámbito, un hecho que no se había producido hasta ahora.

Rivero subrayó que la cruzada contra la novatadas será un trabajo «constante y perseverante cada inicio de curso y vamos a seguir con ello». También se mostró convencido de que la estrategia conjunta iniciada por las universidades de Castilla y León contra las novatadas se extenderá por todo el país y remarcó que «la Universidad no puede mirar hacia otro lado cuando en su entorno se producen situaciones que van en contra de sus propios valores». Apuntó en este sentido que «los estudiantes de nuevo ingreso deben recibir la mejor bienvenida, como sucede en esta feria, y que no se identifique la llegada a la Universidad con el alcohol y con situaciones humillantes, ya que la Universidad es un lugar de despliegue de las capacidades del ser humano y de las mujeres y hombres que son el futuro, y desplegar las capacidades del ser humano supone convivir y comprender los verdaderos valores universitarios, y es todo lo contrario de reírse de los otros».

La Feria de Bienvenida también contó con entrevistas en Radio y USAL TV, así como diversas exhibiciones y actividades deportivas organizadas por el Servicio de Educación Física y Deportes, como escalada en rocódromo, esgrima y tiro con arco.

Desde las 14:00 a las 16:00 horas se celebró una comida solidaria en los alrededores del Colegio Mayor Oviedo, en colaboración con el Servicio de Colegios, Residencias y Comedores. Este almuerzo estuvo amenizado con música de un DJ. Los participantes en el almuerzo solidario recibieron un pequeño obsequio y con su ticket de comida entraron en el sorteo de tres relojes inteligentes.

Además y como actividad complementaria de la feria, se habilitó un autobús de extracción de sangre, situado frente al Colegio Mayor de Oviedo, que estuvo disponible entre las 10:00 y las 13:00 horas para todas aquellas personas que quisieron donar sangre.