La USAL declara la guerra a las novatadas y actuará con contundencia contra sus autores

Varios alumnos de primer curso son sometidos a una novatada. /LAYA
Varios alumnos de primer curso son sometidos a una novatada. / LAYA

Pone en marcha una campaña preventiva basada en marcapáginas y tuits y el rector pide al Ministerio de Educación una regulación contra estas prácticas vejatorias

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

'Es maltrato, coaccion y sumisión', 'No rías las gracias, es una forma de ser cómplice', 'Rompe el silencio, haz visible las novatadas' y 'Obligar a beber alcohol a la fuerza es un tipo de vejación' son los lemas de los marcapáginas que va a distribuir de forma masiva la Universidad dentro de su campaña contra las novatadas, titulada genéricamente ''No lo permitas ¡Denuncia¡'. La campaña se desarrollará en facultades, colegios mayores y residencias propias y adscritas a la USAL e incluirá también una acción en las redes sociales con el hashtag '#StopNovatadas', para concienciar a los estudiantes y animarlos a no participar en actividades vejatorias y a denunciar y rechazar las novatadas, según detallaron ayer en rueda de prensa el rector Ricardo Rivero y la vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos. Además, los marcapáginas se repartirán en la Feria de Bienvenida a los alumnos de primer curso el próximo 13 de septiembre.

El rector aprovechó la presentación de la campaña para reclamar al Ministerio de Educación una regulación específica sobre las novatadas y lamentó que este delicado asunto no figure en la agenda del próximo Consejo de Universidades. «Sería de agradecer que hubiera una regulación desde el Ministerio», recalcó Rivero, al ser interrogado por los periodistas sobre la efectividad real que tuvo la moción que se aprobó en el Senado en octubre de 2014, promovida por el PP y que contó con el respaldo de todas las fuerzas políticas con representación en la Cámara Alta.

El rector indicó que el camino a seguir será el de la «colaboración y comunicación con las autoridades locales, la acción preventiva para evitar que ocurran las novatadas y, en caso de que ocurran, la activación de los mecanismos de los que dispone la Universidad para exigir responsabilidades a los participantes». Rivero también valoró en términos positivos el consenso existente entre los rectores de las universidades de Castilla y León, al calificar a las novatadas como algo «inaceptable desde el punto de vista universitario» y aseguró que «ninguna agresión, ya sea física o moral, es tolerable en ningún contexto, y menos en la Universidad y en sus espacios».

Rivero avanzó que, en el caso de que se detecten casos de novatadas, «reaccionaremos con contundencia» ante cualquier situación humillante contra un estudiante, lo que puede conllevar desde la apertura de expediente disciplinarios hasta una posible expulsión. Además, la Policía Local colaborará con el Rectorado para frenar estas indeseables prácticas.

Por su parte, la vicerrectora hizo un llamamiento a los estudiantes veteranos para no perpetuar unas actitudes vinculadas «al consumo excesivo de alcohol, al machismo y al acoso» y remarcó la importancia de contar con la colaboración no solo de la comunidad universitaria, sino de toda la sociedad salmantina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos