Fin de Año Universitario: 21 intoxicaciones etílicas, 11 detenidos y 20.000 kilos de basura

Servicios de limpieza adecentan la Plaza Mayor tras las campanadas./LAYA
Servicios de limpieza adecentan la Plaza Mayor tras las campanadas. / LAYA

El Ayuntamiento destaca el «ambiente festivo» y que no hubo incidentes de gravedad

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

Tras la tempestad llegó la calma y la hora de presentar el balance del Fin de Año Universitario. Juntar a miles de personas con ganas de fiesta puede dar demasiado de sí.

La valoración municipal es que el evento transcurrió «con normalidad, en un ambiente festivo y sin incidentes de gravedad», según el portavoz consistorial Fernando Rodríguez, quien también afirmó que esta celebración «aporta beneficios a la ciudad y por eso el Ayuntamiento lo autoriza». Destacó el «elevado impacto mediático y de promoción» y los resultados «positivos» para «sectores clave de la economía». Algunas voces, sin embargo, han lamentado esta semana que se asocie Salamanca ineludiblemente con una macrofiesta, mientras que ciudades como Segovia lo hacen con fetivales de títeres o Valladolid con un certamen de cine.

Detenciones

Los agentes de Policía Nacional y de la Policía Local de Salamanca detuvieron a once personas por la comisión de delitos de atentado a agentes de la autoridad, hurtos y contra la salud pública, por tráfico de drogas. Fueron ocho varones y tres mujeres, uno de ellos menor de edad y el resto con edades comprendidas entre 18 y 28 años, cinco de ellos ciudadanos españoles, dos colombianos, un portugués, un marroquí, un rumano y un nicaragüense.

Desde la Policia Local destacan que actuación más significativa del amplísimo dispositivo de seguridad «tuvo lugar a las nueve de la noche, en la Plaza de la Merced y se saldó con la detención de un joven de 18 años, J.C.S., al que se le intervinieron 22 dosis de speed y una navaja de grandes dimensiones», apuntan desde el Consistorio. Asimismo, «tres cuartos de hora más tarde, en la Plaza del Corrillo, se detuvo a un joven de 21 años de edad, E.S.G., de nacionalidad portuguesa, después de que intentase agredir a un agente local en el momento de identificarlo tras romper la puerta de acceso a un establecimiento de comida rápida».

Entre las actuaciones llevadas a cabo destacan las incoaciones por las unidades caninas de 80 actas de denuncia e incautación por consumo de estupefacientes. Las intervenciones disuasorias por consumo de alcohol en la vía pública fueron continuas, impidiéndose la celebración de botellones en la Vaguada de la Palma y otras zonas aledañas al centro histórico. Los agentes controlaron todos los accesos al ágora,aunque algunos jóvenes se refugiaron en calles cercanas para beber en ellas.

También fueron denunciadas las personas que orinaban en la vía pública, levantándose por estos hechos más de treinta actas de denuncia. Además, tres jóvenes fueron denunciados por la comisión de actos vandálicos (uno por destrozar una papelera, otro por desplazamiento de vallas de seguridad y un tercero por romper envases de vidrio) y dos por insultos o menosprecio a los agentes.

Como hecho destacable figura asimismo la incautación, minutos antes de las campanadas, por motivos de seguridad ante un posible uso indebido, de un dron a un ciudadano de origen chino, atendiendo además al hecho de encontrarse en una zona aerocontrolada en la que no se pueden realizar este tipo de vuelos.

A modo de balance, desde las 23:59 horas del jueves hasta las 7:00 horas del viernes la centralita policial recibió y tramitó más de cien llamadas telefónicas. La mayor parte de los servicios correspondieron a incidentes sanitarios por intoxicaciones etílicas y requerimientos por ruidos excesivos. Por este segundo motivo se atendieron 22 requerimientos con mediciones positivas, desalojándose en la calle Toro una vivienda en la que se celebraba una fiesta con más de 50 personas en su interior, que abandonaron el inmueble de forma ordenada y sin incidencias.

Despedida y cierre

Terminada la celebración de las campanadas y el espectáculo musical se llevó a cabo el desalojo «ordenado y sin incidentes» de la Plaza Mayor. Durante este proceso «fueron recuperados numerosos artículos robados, entre ellos once teléfonos móviles y nueve carteras con distintas cantidades de dinero en metálico».

En los controles preventivos de alcohol y drogas realizados a lo largo de la noche fueron efectuadas un total de 119 pruebas de alcoholemia, no registrándose positivos, y 18 pruebas de detección de drogas a conductores, con dos resultados positivos por cannabis.

Por lo que respecta al operativo de tráfico y seguridad vial, sobre las 19:00 horas se cortó la circulación de vehículos en las calles Pozo Amarillo, plaza del Mercado, Quintana, Juan del Rey, Prado, Iscar Peyra, Cuesta del Carmen y Crespo Rascón, reabriéndose todas ellas durante la madrugada. No fue necesario cortar la Gran Vía. Por último, entre las 6:00 y las 8:00 horas del viernes, la Policía Local reguló el tráfico en varios lugares próxi

 

Fotos

Vídeos