La Universidad reivindica sus aportaciones a la agenda para un desarrollo sostenible

La vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos; y el técnico de la Oficina Verde de la USAL, Javier Carbonero. /LAYA
La vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos; y el técnico de la Oficina Verde de la USAL, Javier Carbonero. / LAYA

Presenta su XII Semana Verde, que la próxima semana ofrecerá charlas formativas y actividades prácticas por el medio ambiente

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La XII Semana Verde de la Universidad de Salamanca analizará del 18 al 23 de marzo el papel que la institución académica tiene dentro de la Agenda 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), desde una perspectiva eminentemente práctica.

El programa de actividades ofertadas dentro de la XII Semana Verde incluye actividades puramente académicas, como la ponencia magistral a cargo del profesor Javier Benayas del Álamo del próximo lunes, que inaugurará las actividades de la Semana Verd, del mismo modo que otras tantas con un carácter más participativo, tales como visitas a centros de referencia, actividades colaborativas en la naturaleza y el medio rural, paseos urbanos para poner en valor la movilidad sostenible y los recursos naturales del municipio, o coloquios abiertos sobre cambio climático y acción por el clima. Todas las propuestas responden al propósito de inculcar en los participantes los valores y principios promulgados por la Agenda 2030, orientados a construir entre todos una sociedad más informada y responsable acorde con los ODS. El programa completo se desarrollará durante toda la semana que viene y puede consultarse a través de la web de la USAL.

Metas

La Agenda 2030 para la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobada en 2015 y suscrita por más de 150 países, supone un desafío global para lograr un mundo justo y unas sociedades responsables para el año 2030. Desde este marco internacional se alienta a los países firmantes a adoptar medidas activas para promover la prosperidad, al tiempo que protegen el planeta

En este contexto, las universidades no pueden permanecer impasibles ante el reto que supone la Agenda 2030. «Deben asumir los compromisos necesarios encaminados a integrar los ODS en su funcionamiento y estructura, aportando esfuerzo y dedicación para su consecución dentro de sus límites orgánicos, así como liderando y proyectando el mensaje hacia el resto de la sociedad», apuntan en la USAL.