FÚTBOL - Fase de ascenso a Segunda B

¡¡¡¡¡¡¡Unionistas es de Segunda B!!!!!!!

Isaac Manjón celebra el primer tanto de Unionistas. / MARÍA SERNA

El equipo salmantino remonta el 1-0 de la ida con un 3-1 con gol de Razvan en el 95 de penalti y sube a Segunda B

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Historia del deporte de Salamanca. Solo cinco años después de que el gran referente del fútbol en la capital charra, la Unión Deportiva Salamanca, desapareciera, el club fundado en 2013 para honrar su memoria, Unionistas CF, ha logrado devolver a la ciudad la categoría en la que su referente dijo adiós, la Segunda División B. El equipo de Astu logró remontar el 1-0 de la ida del Yugo Socuéllamos y ha derrotado esta tarde al equipo manchego por 3-1 en unas Pistas del Helmántico a rebosar de seguidores y en el minuto 95 de penalti.

Galerías de fotos

De esta forma, Unionistas -fundado por antiguos socios de la UDS- jugará la próxima temporada en Segunda División B y además tendrá el premio de jugar la Copa de la Rey como campeón del grupo VIII.

Astu presentó las novedades en el equipo de Piojo, sancionado en la ida, en lugar de Obispo, mientras que la ausencia por lesión de Jorge Alonso -lesionado de gravedad en el partido de ida en el tobillo derecho- la cubrió el asturiano con una medular con Arroyo y Chuchi, Razvan en el lateral izquierdo y Gallego de interior.

Como se esperaba el Socuéllamos salió a encerrarse en su campo en busca de mantener su portería a cero para lograr el ascenso. El primer acercamiento con peligro llegó en el minuto 5 con un córner de Cristo que cabeceó picado Antonio León a la derecha del meta. El equipo charro trataba de generar superioridades, especialmente por la derecha, con un activo Cristo.

El Socuéllamos dejaba sus opciones al balón parado o a la interceptación de balones en el centro del campo: y tuvo dos el conjunto de Manu Calleja para meter el miedo en la grada. En el 17 Toboso tocó en el centro del área un disparo que salió cerca del palo derecho y uno después, un centro desde la banda izquierda fue rematado por Megías de cabeza al cuerpo de Molina. El equipo manchego no logró parar el ímpetu de Unionistas con estos dos arreones, pero en una acción a balón parado pudo adelantarse el equipo de Astu: córner y cantada del meta que deja el balón suelto, pero Manjón, desde el suelo, no acierta a rematarlo.

El acoso en los diez últimos minutos fue constante, con el equipo volcado hacia la derecha con Cristo estelar recibiendo balones cruzados de Eslava. En uno de ellos, en el 36, el extremeño se sacó un magnífico centro que Isaac Manjón cabeceó a las mallas para poner el 1-0.

Pero el jarro de agua fue inmediato. Falta en la frontal caída a la derecha y el lateral Zurdo se saca un zapatazo que se cuela por la escuadra izquierda de Molina, que solo pudo hacer la estatua.

Así se llegó al descanso, con un Unionistas dominador pero que había concedido varias faltas en el borde del área que le había costado carísimo.

La segunda parte arrancó con Astu introduciendo a Flórez de interior por Antonio León, bajando a Gallego al centro de la zaga. La dinámica se antuvo pero hasta el 56 no se acercó con peligro Unionistas. De nuevo con Cristo. Internada del extremeño por la derecha escorado y prueba fortuna pero el chut le sale al cuerpo del portero y a córner.

En el 60, llegó el penalti por claro derribo dentro del área a Manjón aunque el colegiado perdonó la roja a Toboso. El encargado de lanzarlo fue el veterano Chuchi, que engañó al portero para hacer el 2-1. El asedio ya fue constante. Y en el 66, Flórez hizo la jugada de su vida sorteando rivales desde el centro del campo hasta plantarse delante del portero, su primer lanzamiento se estrelló en el portero, el rechace le llegó de nuevo pero lanzó otra vez a Company. Y en el 68 la tuvo de nuevo el defensa en una magistral falta de Chuchi, el interior entró solo al segundo palo pero se fue alto su remate. Eran los mejores momentos de Unionistas.

El Yugo Socuéllamos hizo lo que el Don Benito en su campo. A parar el partido fingiendo. Astu gastó la bala del doble delantero dando entrada a Abad por Chuchi -posiblemente el último partido del palentino- y acto seguido Razvan probó fortuna desde 25 metros, el meta hizo la estatua y el balón salió cerca del palo derecho. Las ocasiones eran casi contantes y Carlos de la Nava intentó la vaselina desde la frontal y salió fuera por poco en el 82.

Unionistas se volcó tanto que en el 898 Megías se quedó solo en una contra ante Molina pero la cruzó demasiado. Y en el 94 llegó el penalti definitivo que marcó Razvan para el 3-1 y el ascenso a Segunda B.

■ La afición de Unionistas canta el himno de la UD Salamanca

■ Así fue el recibimiento a los jugadores

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos