FÚTBOL - Segunda B

Unionistas no puede con el muro del Inter y suma un nuevo punto en casa (0-0)

Carlos de la Nava, rodeado de jugadores del Inter de Madrid. /MANUEL LAYA
Carlos de la Nava, rodeado de jugadores del Inter de Madrid. / MANUEL LAYA

Cuarto partido seguido sin caer de los salmantinos, que pudieron lograr la victoria en el 85 con un cabezazo de Ribelles y dan un paso más hacia la salvación

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZ

Nuevo punto para Unionistas de Salamanca en su afán por acercarse a la salvación. El equipo charro no ha podido romper esta tarde el muro defensivo del Internacional de Madrid, otro recién ascendido a Segunda B como los blanquinegros esta temporada, y encadena de esta forma su cuarta jornada sin perder -tres empates y una victoria- que le colocan con 38 puntos en el décimo puesto por los 37 con los que se queda el conjunto madrileño un puesto por debajo.

El Inter se llevó de Las Pistas el punto que vino a buscar a Salamanca con un planteamiento muy defensivo intentando evitar errores en el juego directo de los salmantinos que surtió efecto y que dejó a Unionistas sin apenas ocasiones claras en los 90 minutos a pesar del dominio territorial y de posesión de balón de los de Roberto Aguirre que, sin duda, notaron las numerosas e importantes bajas. La más clara para Unionistas llegó en el 85 y a balón parado cuando una falta de Góngora fue rematada en el punto de penalti por Ribelles solo a la derecha del meta madrileño. Pero a Unionistas le faltaron ideas y recursos en ataque para haberse llevado los tres puntos: 90 minutos sin apenas ocasiones, gozando de la posesión pero sin profundidad para obligar al meta visitante a hacer una gran parada en todo el encuentro.

Aguirre presentó un once con muchas novedades, muchas de ellas no deseadas por las bajas por lesión de jugadores como Adrián Llano, Guille Andrés y las ya sabidas de larga duración de Diego Hernández, Albisua y Juanmi. Así, hubo novedades en todas las líneas con Piojo regresando al lateral derecho mientras que en la izquierda el asturiano colocó a Blas Alonso; en la medular, Ribelles hizo pareja con el polivalente Gallego; dejando para la izquierda a Góngora; y en la punta, Garrido jugó como referencia.

Jorge Recio, presidente de Avenida, realizó el saque de honor tras la Copa de la Reina ganada por el equipo salmantino de baloncesto femenino.
Jorge Recio, presidente de Avenida, realizó el saque de honor tras la Copa de la Reina ganada por el equipo salmantino de baloncesto femenino.

Poco o nada pasó en los primeros diez minutos del partido con los dos equipos asentándose sobre el irregular césped de Las Pistas. Justo hasta que Carlos de la Nava enganchó el primer balón con criterio del partido.

Posible penalti a favor de Unionistas

Controló en la medular, se marchó en carrera de tres rivales, habilitó en profundidad para Garrido y el 'nuevo' delantero de Unionistas la pegó con el alma junto al palo derecho de la portería del Inter pero el esférico salió por fuera muy ajustado con el jugador madrileño agarrando claramente la camiseta del jugador blanquinegro para impedir el remate.

No tardó en responder el Inter, porque en el 14 en una acción de fortuna estuvo muy cerca de adelantarse. Córner a su favor al que no llega el central Fran a rematar por muy poco, el esférico cae a la altura del suelo, golpea en el pie de Admonio de forma involuntaria y golpea en el larguero para marcharse de nuevo a saque de esquina.

El peso del partido era de Unionistas, especialmente volcado por la derecha con Javi Navas ante un Inter de Madrid dejando sus opciones para las contras y balones parados. Precisamente el abulense fue el que recibió un pase en largo por la derecha en el 33, Navas buscó la llegada en su segunda línea de David Gallego pero tras recortar al charro le salió un chut deficiente desde la frontal a las manos del portero madrileño.

Pero si hubo un aspecto del juego que predominó sin duda en esta primera parte fue el constante bombeo de balones altos de un lado a otro que casi ningún futbolista sea atrevía a llevar al 'piso'. El 0-0 al descanso era el justo premio o castigo para ambos contendientes en Las Pistas.

Arrancó el segundo tiempo sin cambios en los onces pero por poco tiempo porque el delantero Fran Cortés se rompió muscularmente en el isquio izquierdo por Calderón en el 50. El partido mantuvo el guión de la primera parte aunque incrementándose el dominio local y sobre todo con el balón más pegado a la cal gracias a que Carlos de la Nava entró más en juego ante un Inter de Madrid que con el paso de los minutos tenía más claro que el empate era un premio. Sus constantes pérdidas de tiempo con jugadores tirándose al suelo fueron continuas.

Aguirre realizó su primer cambio en el 63 colocando a Jorge Hernández en la punta por un peleón Garrido que no tuvo fortuna en las dos ocasiones que tuvo en la primera mitad. El equipo tenía la posesión pero le faltaba llegar con peligro, ese último pase en zona de creación que diera paso a alguna ocasión con la levantar a la grada y reforzar el esfuerzo colectivo con una presión alta que en muchas ocasiones generaba pérdidas constantes del balón de un Inter que apenas salía de su campo. La segunda opción de Aguirre para intentar evitar el 0-0 fue dar entrada a Unai en la banda derecha por Javi Navas, ya fundido en los minutos finales.

Grada de animación de Unionistas.
Grada de animación de Unionistas.

El balón parado estuvo muy cerca de darle los tres puntos a Unionistas en el 85: una gran falta colgada por Góngora que remató completamente solo Ribelles desde el punto de penalti pero el esférico salió a la derecha del meta del Inter. El último en salir fue Portilla por Gallego, debutando así el cántabro, último fichaje del club charro esta misma semana para el tramo final de la temporada. Pero el resultado del encuentro no se movió a pesar de que Inter se quedó ya en la prolongación con uno menos en el 92 por la doble amarilla a Jacobo. Portilla lo intentó con un chut en el 94 desde fuera del área pero le salió centrado a las manos del meta.