Fútbol - Segunda B

Unionistas CF, CD Guijuelo y Salamanca CF jugarán en el Grupo II con vascos, navarros y riojanos

Imagen de un partido entre Unionistas y Guijuelo. /SERNA
Imagen de un partido entre Unionistas y Guijuelo. / SERNA

La RFEF saca adelante su propuesta y confirma un cambio de grupo que no gusta a los equipos salmantinos, que harán más kilómetros y viajes más costosos

REDACCIÓN / WORDSalamanca

La Real Federación Española de Fútbol ha oficializado la composición de los grupos de Segunda B de la temporada 2019-2020 que ha sido aprobada por la comisión de la categoría y será trasladada y ratificada oficialmente en la asamblea de la RFEF.

Como se preveía, los tres equipos salmantinos, Unionistas CF, CD Guijuelo y Salamanca CF UDS, al igual que el resto de Castilla y León, cambian de grupo y pasan del Grupo I al Grupo II, con los equipos vascos, riojanos y navarros.

Este cambio no gusta mucho a los equipos salmantinos ya que este cambio de grupo supondrá recorrer más kilómetros a lo largo de la temporada que en grupo anterior y, lo que es más importante, el coste de los desplazamientos ya que deberían realizar más pernoctaciones ya que, por ejemplo, muchos de los equipos vascos juegan sus partidos por la mañana y los conjuntos salmantinos tendrían que desplazarse el día anterior y dormir allí.

El Grupo II estaría formado por los ocho clubes vascos (Bilbao Athletic, Barakaldo, Amorebieta, Real Unión, Leioa, Arenas, Alavés B y Real Sociedad B), los tres navarros (Izarra, Tudelano y Osasuna B); los tres riojanos (Calahorra, Haro y UD Logroñés) y los seis de Castilla y León (Unionistas, Cultural, Guijuelo, Burgos, Salmanca CF y Valladolid B).

La principal novedad de la propuesta está en el Grupo I con la inclusión de los baleares (Ibiza, Peña Deportiva y Atlético Baleares) con Las Palmas Atlético y Melilla junto a gallegos (Racing de Ferrol, Pontevedra, Celta B y Coruxo) asturianos (Sporting B, Oviedo B, Marino y Langreo) y madrileños (Sanse, Las Rozas, Rayo Majadahonda, Inter, Castilla, Atlético B y Getafe B).

Además, en el Grupo III estarán los equipos de Cataluña (Nastic, Sabadell, Prat, Llagostera, Badalona, Cornellá, Lleida, Olot, Barcelona B, Espanyol B y Reus); Comunidad Valenciana (Castellón, Hércules, Orihuela, La Nucía, Levante B, Villarreal B y Valencia B) y Aragón (Ebro y Ejea).

En Grupo IV, por último, quedan encuadrados los de Andalucía (San Fernando, Sanluqueño, Marbella, Recreativo de Huelva, Linense, Algeciras, Córdoba, Cádiz B, Granada B y Sevilla B), Murcia (Real Murcia, Cartagena, UCAM y Yeclano); Extremadura (Mérida, Don Benito y Badajoz); y Castilla La Mancha (Villarrobledo, Talavera y Villarrubia).

El objetivo de la Comisión ha sido intentar no separar a los conjuntos de una misma Comunidad Autónoma. Una prioridad que finalmente se ha cumplido porque todos los equipos jugarían en el mismo grupo que el resto de los clubes de su región.

Esta temporada se evitan situaciones como, por ejemplo, la de la temporada pasada, en la que los dos representantes de Castilla-La Mancha, el Talavera y el Conquense, quedaron encuadrados en grupos diferentes. Burgos (Grupo I) y Mirandés (Grupo II) también fueron separados en la temporada 2018-19 por lo que respecta a Castilla y León.

Sin embargo, y como es habitual cada verano, no todos los equipos han salido contentos con la distribución aprobada, algo casi imposible de conseguir porque los intereses deportivos y económicos de los clubes de bronce son muy diversos.