Fútbol - Segunda B

Unionistas CF se deja remontar en Palencia

Los jugadores salmantinos celebran uno de sus dos goles de ayer./MARTA MORAS
Los jugadores salmantinos celebran uno de sus dos goles de ayer. / MARTA MORAS

Los de Roberto Aguirre vencían por 0-2 en su partido ante el Cristo Atlético en tierras palentinas, pero los locales lograron empatar el encuentro en los últimos veinte minutos

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Unionistas CF se dejó remontar un partido que tenía encarrilado mediada la segunda parte del partido y acabó empatando a dos en su visita a La Nueva Balastera para enfrentarse al Palencia Cristo Atlético.

Los blanquinegros se pusieron 0-2, con goles de Guille Andrés y De la Nava, pero los locales lograron empatar, demostrando que tienen mimbres para pelear por el play-off de ascenso en Tercera División

Aguirre inició el encuentro con Javi Hernández bajo los palos, Piojo, Gallego, Pedro López, Álvaro Santos, Portilla, Álvaro Romero, Javi Navas, David Grande, Guille Andrés y Diego González

Unionistas CF salió con la clara intención de dominar el partido desde la posesión del balón. Los salmantinos mostraron su vocación ofensiva y su profundidad por las bandas. Los primeros minutos discurrieron siempre en terreno palentino, con múltiples centros y saques de esquina que llevaban peligro a la portería que defendía Miguel.

El guardameta del Palencia Cristo se mostró seguro por arriba y ahuyentó las amenazas charras. Los locales subieron la presión para evitar las continuas llegadas visitantes y lograron cerrar las vías de agua de los primeros minutos.

Los jugadores del Cristo Atlético comenzaron a sentirse muy cómodos con el balón en los pies y buscaron con inteligencia el juego entrelíneas para desarmar a los charros.

Tanto unos como otros buscaban la portería contraria, pero no conseguían encontrarla. Eso sí, el primer disparo de los salmantinos terminó en el fondo de las mallas. Guille Andrés se adelantó a la defensa palentina para rematar con potencia un buen centro desde la derecha.

Era el minuto 27 y el 0-1 subía al marcador. El tanto impulsó a los de Aguirre, que obligaron a Miguel a hacer dos paradones antes de que llegara el descanso.

En el minuto 33, un disparo de Javi Navas fue repelido por la zaga morada y, en la jugada posterior, un defensor local sacó en línea de gol el 0-2 de David Grande.

Muchos cambios

Tras el paso por los vestuarios el Unionistas introdujo muchos cambios para dar aire a las piernas de sus jugadores. En el descanso, el técnico blanquinegro dio entrada a Ayoze, Góngora, Garrido y Matthieu (que debutaba) por Pedro López, Javi Navas, Álvaro Romero y Javi Navas.

Lo aprovechó el Palencia Cristo para crear sus ocasiones más claras, aunque sin la suficiente pólvora como para empatar el encuentro.

Parecía que el partido empezaba a tener color palentino hasta que Portilla filtró un gran pase que dejó solo a Carlos de la Nava, que había entrado solo seis minutos antes, que no perdonó. El salmantino marcaba el 0-2 en el minuto 69 tras plantarse ante el meta, regatearle y alojar la pelota al fondo de las mallas a puerta vacía.

El tanto enrabietó a los palentinos, que recortaron distancias solo dos minutos después por medio de Adrián. El futbolista firmó una gran jugada personal para acercar a su equipo (1-2). Y ese gol de Adri iba a cambiar el rumbo del partido. El Palencia Cristo creyó en sus posibilidades y empató por medio de Abel (2-2) cuando solo restaban seis minutos para el final. El marcador ya no se movió.

En los prolegómenos del partido, los exunionistas Luis Obispo, que juega en el Cristo Atlético y Chuchi Jorqués, que se retiró en el club palentino, recibieron un merecido homenaje por su ayuda en el logró del ascenso a Segunda B.

Aguirre

El entrenador de Unionistas, Roberto Aguirre, comentó tras el partido que el choque había tenido «diferentes fases. Nos encontramos muy bien en el primer tiepo. Buscábamos una serie de aspectos concretos del juego. Los encontramos y nos sentimos cómodos. Jugamos con cierta autoridad».

La segunda fase del choque llegó tras el descanso. En el segundo tiempo «nos dejamos ir». Aguirre explica que «los cambios» de jugadores, las consiguientes modificaciones de posiciones y «ese fregado de poner y quitar minutos nos hizo perder tensión y la autoridad». Sin embargo «era lo que preveíamos en base a lo que buscábamos, fuera del funcionamiento de esos aspectos».