FÚTBOL - Segunda B

Unionistas CF confía en poder jugar en cuatro meses partidos de Segunda B en el Reina Sofía

Aspecto del campo Reina Sofía antes de que comiencen las obras. /Manuel Laya
Aspecto del campo Reina Sofía antes de que comiencen las obras. / Manuel Laya

La grada de Preferencia será la primera en ponerse en pie y una vez instaladas todas se acometerán las cubiertas del campo

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Ya hay operarios de la empresa que construirá las mejoras del campo en el Reina Sofía. Tras años de espera en busca de una 'casa' que se ajuste a sus necesidades, Unionistas CF ya vio como todas las promesas se hacían realidad, una instalación que compartirá con el decano del fútbol salmantino, el Real Salamanca Monterrey, tras el acuerdo alcanzado por ambos.

Estas obras convertirán a la instalación en un campo con 5.000 espectadores, todos sentados, y en el que disputarán sus partidos tanto el Real Salamanca Monterrey como Unionistas CF con toda su cantera y el primer equipo de Segunda B. El plazo de ejecución de la obra es de seis meses por lo que debería estar terminada para marzo de 2020 y también incluye la creación de un campo anexo de hierba artificial para que la cantera de los dos clubes disputen también sus encuentros y realicen sus entrenamientos.

Según ha podido saber este periódico, las obras arrancarán por los vestuarios y la grada de Preferencia, la que más volumen de espectadores acogerá y la intención de Unionistas es 'mudarse' lo antes posible para comenzar a disputar los encuentros con el equipo de Segunda B en unos tres o cuatro meses. Y es que esta primera gran grada -la de Tribuna se mantendrá- se empezará a construir este mismo mes de septiembre por lo que ya habrá maquinaria 'pesada' por el campo en los próximos días.

Las previsiones de la empresa adjudicataria es terminar la obra en los seis meses establecidos aunque también están en 'manos' de la empresa de los elementos 'prefabricados' que irán en las gradas.

Gradas cubiertas

Además y para satisfacción de las aficiones, las gradas finalmente sí que estarán techadas a pesar de las dudas que surgieron tras la nota de prensa lanzada por el Ayuntamiento hace un par de meses en la que este elemento quedaba en el 'aire'. Según ha podido saber este diario, las cubiertas se instalarán desde el día siguiente en que acabe la obra que arrancó ayer.

El complejo deportivo contará con otro terreno de juego anexo que se destinará principalmente para entrenamientos, de dimensiones para fútbol 7 y con capacidad para 225 personas. El nuevo campo de fútbol, de hierba artificial en una extensión de 105x68 metros, estará iluminado por cuatro nuevas torres de focos LED que contarán con una intensidad suficiente y reglamentaria como para albergar un partido de la máxima categoría del fútbol español. Esta será la última parte de la obra que se realice y arrancará una vez que el campo 'grande' esté ya terminado con las cuatro gradas que le rodeen.

Asimismo, se construirá un nuevo edificio que tendrá seis vestuarios principales para equipos y otro más para los árbitros. También dos recintos destinados a instalaciones y mantenimiento y otro edificio contiguo con aseos y una sala para kiosco y bar con la finalidad de dar servicio al público que asista a estas instalaciones.

El recinto, en su perímetro, estará cerrado por un vallado. Entre el conjunto de las intervenciones, se adecuará el entorno existente y se mejorarán los accesos para peatones y personas con movilidad reducida y al objeto de facilitar y permitir la entrada y salida de vehículos de emergencia. Como ya detalló el Ayuntamiento, la obra del Reina Sofía cuenta con una inversión municipal de 1.489.952,96 euros (IVA incluido).