Unión para facilitar la contratación de mujeres víctimas de violencia de género

Miembros de las empresas implicadas con responsables de la Diputación y de Plaza Mayor. /M.J. GUTIÉRREZ
Miembros de las empresas implicadas con responsables de la Diputación y de Plaza Mayor. / M.J. GUTIÉRREZ

Proyecto lanzado por la Diputación de Salamanca en el que colaboran una decena de empresas y la Asociación Plaza Mayor

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La Diputación de Salamanca, a través de la vicepresidenta segunda y diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, presentó ayer una nueva iniciativa con la que se pretende fomentar la contratación laboral de mujeres víctimas de violencia de género con el apoyo de las empresas y también de la Asociación Plaza Mayor.

Chabela de la Torre, que estaba acompañada de la diputada de Servicios Sociales, Eva María Picado, las dos áreas que se han implicado en esta iniciativa, destacó que el objetivo es ayudar a mujeres que han sido víctimas de violencia de género a encontrar nuevas oportunidades, una independencia económica y el reconocimiento de su propia valía personal, ayudándoles de esta forma a recuperar su autoestima.

«El empleo es la mejor política social» es una frase que se ha repetido en numerosas ocasiones pero ahora «cobra sentido», destacó De la Torre, con un programa que ayuda a superar la violencia de género en el medio rural, donde es más difícil.

Asimismo, quiso recalcar el esfuerzo realizado por la Diputación para que esas mujeres no se sientan desatendidas, ofreciendo una atención completa, integral gracias a la labor realizada por los trabajadores sociales de la institución provincial, que llevan a cabo en primer lugar programas dedicados a la sensibilización de la sociedad y a la prevención como primera fase de intervención, que se completa con una red de apoyo y atención a la mujer a través de los CEAS; los cuales en 2018 atendieron 120 casos de mujeres víctimas de violencia de género. «¡Ójala esa cifra no existiera!», afirmó la diputada de Economía, pero «lamentablemente no es así, por lo que es necesario prestar ese servicio de apoyo a las mujeres».

Y con la iniciativa que se presentó ayer, la Diputación da un paso más, y cierra el proceso iniciado con el fin de favorecer su independencia. Así, con este programa se pretende acompañarlas y orientarlas en la búsqueda de empleo, «una aventura difícil para cualquier persona, pero más complicada aún para estas mujeres», recalcó De la Torre.

Para la puesta en marcha de este nuevo programa, la Diputación no estará sólo sino que cuenta con el apoyo de las empresas y de la asociación de ayuda a la mujer Plaza Mayor, para «favorecer entre todos la inserción laboral y completar el duro proceso que estas mujeres viven».

Las empresas, como señaló la diputada, «han respondido con un compromiso sólido y firme», por lo que les dio las gracias, y destacó que han sido nueve las que ayer firmaron el convenio, algunas con proyección internacional, como Carrefour y Leroy Merlin, y otras ligadas a la tierra como Ibéricos Crego, Residencia La Mata, Carrasco Ibéricos, Dehesa Grande, Limcasa, Por Siete y Residencial Villaverde.

Un número que, como deseó Chabela de la Torre, aumente con el tiempo y otras empresas sigan ejemplo de estas primeras para ayudar a muchas mujeres a salir adelante tras dejar atrás una situación de maltrato.

Por otro lado, quiso resaltar que la relación entre las empresas y el área de Empleo de la Diputación será fluida, constante y continua con el fin de «ofrecer una atención personalizada a cada mujer para recuperar su independencia económica y su autoestima».

Asociación pionera

Por último, también tuvo palabras de agradecimiento para Plaza Mayor, una «asociación pionera que tiene un conocimiento valiosísimo en atención a la mujer y especialmente a las víctimas de violencia de género». Y concluyó enviando a las mujeres un mensaje claro: «no estáis solas» porque «aquí estamos todos para trabajar juntos en vuestra defensa».

Tras las preguntas realizadas por algunos de los representantes de las empresas, De la Torre hizo hincapié en que el programa pretende ayudar a las mujeres a superar una experiencia traumática, para que recuperen su vida normal; para ello se realizará un seguimiento de todo el proceso, con reuniones periódicas con las empresas con el fin de intercambiar opiniones y ver que más se puede hacer para ayudar a esas mujeres, como por ejemplo sesiones colectivas o individuales con la asociación Plaza Mayor. Y dejó claro que las mujeres se incorporarán al mercado laboral cuando estén preparadas para afrontar ese paso. Así, adelantó que ya hay dos mujeres insertadas y que son ellas las que marcan el ritmo dentro de su proceso de recuperación.

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Ayuda a la Mujer Plaza Mayor de Salamanca, Ascensión Iglesias Redondo, quiso recalcar que antes de que una mujer que ha sufrido maltrato pueda incorporarse a un trabajo, debe haber pasado un proceso previo y estar preparada para ello. Además, recordó a las empresas que existen ayudas incluidas en la Ley de la Violencia de Género, a las que puede tener acceso.