Así es el último fichaje de Unionistas

Álvaro Romero, con la camiseta del Extremadura./J. M. ROMERO-HOY
Álvaro Romero, con la camiseta del Extremadura. / J. M. ROMERO-HOY

El técnico del Extremadura B se deshace en elogios hacia Álvaro Romero del que cree que «es goleador, descarado y desequilibrante» y que va a «destacar en Segunda B»

JUANJO GONZÁLEZ / WORD

Ángel Gutiérrez Cuadrado ha sido esta temporada el entrenador del filial del Extremadura en Tercera -quedó séptimo del grupo XIV- y el que ha tenido a sus órdenes a Álvaro Romero, el extremo que se ha comprometido por las tres próximas temporadas con Unionistas. Romero marcó 12 goles con el equipo extremeño y eso que estuvo nueve jornadas convocado con el primer equipo en Segunda División, en las que llegó a jugar minutos en cuatro. «Con Álvaro tengo una excelente relación y él me pide asesoramiento», expresa el técnico.

Álvaro Romero llegó al filial del Extremadura en Tercera desde el CD Badajoz en Segunda B: «Hicimos un gran esfuerzo porque queríamos contar con él. Le convencimos, que apostase por el proyecto y al final le ha ido bien porque jugó en el filial y además jugó varios partidos en el equipo de Segunda División, que era un sueño para él».

En cuanto a las cualidades como jugador, «Álvaro es muy habilidoso, tiene muy buen uno contra uno. Si coge el balón dentro del área tiene mucho peligro porque su centro de gravedad es muy bajo y es muy escurridizo. Tiene el temple ese ya de un futbolista hecho y maduro dentro del área para pararse y poner el balón en los ángulos para hacer gol. Tiene mucho gol...».

En este sentido, Ángel Gutiérrez considera que en Segunda B con Unionistas «va a hacer unos partidos muy buenos y va a destacar. Cuando se acerca al área siempre hay peligro». Álvaro ha marcado 12 goles en el filial esta temporada «y no ha metido más porque ha estado nueve partidos convocados con el primer equipo. Jugó 24 partidos con nosotros y al estar convocado, no podía jugar con nosotros y por eso no ha hecho más. Pero es un goleador. Es muy descarado y con un gran uno contra uno, desequilibrante».

Sobre la zona donde Ángel Gutiérrez ha utilizado más al nuevo jugador de Unionistas esta temporada, el míster explica que «él juega en ambas bandas y por dentro, lo puede hacer bien en las tres medias puntas. Hay partidos que lo metí por dentro porque podíamos desequilibrar más y otros en que los laterales eran más flojos y jugaba por banda. En función del rival podía sacar provecho de él en las dos posiciones. Él es diestro y juega por la izquierda, su posición habitual es extremo izquierdo, con la izquierda también centra bien y le gusta jugar por ahi».

El técnico del Extremadura conoce al club salmantino porque «hace dos años fui a ver el partido entre Unionistas y Don Benito de la fase de ascenso a Segunda B en Las Pistas y la afición es importante, que arrastra al equipo, no sé si sería solo en el play-off, pero yo solo oigo maravillas de la afición de allí. Conozco a Cristo y solo me habla bien de todo aquello, además Salamanca es muy bonita».

Álvaro Romero tenía este verano el dilema de seguir en el filial de Tercera del Extremadura o salir a un Segunda B, porque la próxima temporada ya no podía dar el salto a Segunda División desde el equipo B al superar para la próxima temporada la etapa sub-23 -tendría que tener fichar ya con el Extremadura de Segunda- y ante esa paradoja optó por salir a Salamanca.

Por último, Ángel Gutiérrez concluye que «puede dar muchas alegrías a Unionistas. Si está feliz e integrado en el día a día es un futbolista para sentirse importante.