El 83% de los turistas califican de «muy buena» o «excelente» la visita a Monterrey

El Duque de Alba, Cayetano Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, en el Palacio de Monterrey, propiedad de la Casa de Alba. /LAYA
El Duque de Alba, Cayetano Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, en el Palacio de Monterrey, propiedad de la Casa de Alba. / LAYA

Los casi 23.600 viajeros que han pasado por el palacio durante este año le conceden una nota media de 4 sobre 5

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El Palacio de Monterrey cumple el sábado su primer año de vida abierto al público. El 10 de mayo de 2018, tras años de negociaciones y de acuerdos, el colosal edificio de la plaza de las Agustinas descubría sus secretos a los salmantinos y a los visitantes.

El actual duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, presentó el proyecto como un ejemplo de colaboración público-privada y como «modelo y acicate» para la conservación del patrimonio. Las autoridades municipales hablaron de «un acto de generosidad y de inteligencia» de la Casa de Alba y el Ayuntamiento. El Consistorio aportó 300.000 euros para restaurar la crestería del edificio y a cambio obtuvo un nuevo espacio turístico.

Y la ciudad, a todo esto, añadió una oferta complementaria a su catálogo de atracciones. Salamanca ya permitía visitar iglesias y monasterios, pero iba bastante más justa de construcciones civiles.

Según los datos facilitados por el Consistorio, parece que los vecinos y los turistas aceptaron la propuesta de buen grado. Desde su apertura y hasta el pasado 21 abril el Palacio de Monterrey había recibido 23.594 visitantes. Los datos de las dos últimas semanas aún no están disponibles. Hay que tener en cuenta que la visita normalmente es de pago (5 euros la entrada normal; 3 en algunos casos concretos) ya que sólo hay dos pases gratuitos a la semana.

El grueso de las visitas, como era de esperar, se produjo en verano de 2018. Monterrey fue la gran novedad del estío pasado y eso se notó en la afluencia. Agosto se coronó con 3.408 asistentes. Le siguió julio, con 2.609, y junio, con 2.515. El mes más flojo por ahora es febrero, con solo 812 visitantes. Es uno de los meses más tranquilos, turísticamente hablando, y el resultado era de esperar. Caben destacar los casi 1.700 visitantes de marzo y los 1.441 de las tres primeras semanas de abril, sin contar el puente del 22-23 por el Día de la Comunidad ni tampoco el día de asueto del primero de mayo.

Opiniones

La página web Tripadvisor es una buena brújula turística. Miles de viajeros de todo el mundo comparten en ella sus opiniones sobre los sitios que descubren, puntúan los restaurantes y monumentos y aconsejan sobre qué lugares merecen la pena y cuáles han de evitarse para tener un viaje en condiciones. Monterrey no podía quedarse fuera de esta página.

El palacio ha recibido 110 votos y le han concedido una nota media de 4 sobre 5. El 53% de los turistas califican la visita como «muy buena». Otro 30% cree que es «excelente». El 10% la considera «normal», el 5% «malo» y un exiguo 2%, «pésimo». En cuanto a los comentarios vertidos en la web, con toda la carga de subjetividad que conllevan, hay de todo un poco. Donde unos valoran que está «cargado de historia» y lleno de piezas de arte, otros lo tachan de demasiado caro y lamentan que la visita no llegue a una hora de duración. La escalinata y los salones de la chimenea aparecen ente los rincones más valorados.

Durante la apertura del Palacio al público, los responsables de la Casa de Alba insistieron en que la intervención había sido «mínima». Entre los espacios más llamativos destacaron el Salón Verde, en el que exponen tres llaves del sepulcro de Santa Teresa traídas desde el palacio de Liria (Madrid); el Despacho del Duque, de estilo inglés y con una chimenea de mármol de Carrara y el imponente Salón Principal, decorado con dos paisajes de José de Ribera redescubiertos en 1982.